La farmacéutica busca una solución "urgente" a los impagos de varios hospitales españoles

Roche, la pomada que levanta ampollas

El grupo suizo denuncia que existen hospitales públicos en comunidades como Castilla y León con retrasos en el pago de hasta 900 días y amenaza con cortar el suministro de medicamentos como hizo ayer en Grecia. Sanidad insiste en que la solvencia española "no está en cuestión" y que "España no es Grecia".

Severin Schwan, consejero delegado de Roche
Severin Schwan, consejero delegado de Roche

El gigante farmacéuticio con sede en Basilea, Hoffman-La Roche, está despertando airadas reacciones tras su decisión de cortar el suministro de medicinas a varios hospitales griegos y su amenaza de hacer lo propio en España, Portugal e Italia.

"España no tiene nada que ver con Grecia en ningún aspecto y desde luego no en el sanitario", ha señalado hoy el secretario general de Sanidad, José Martínez Olmos, quien ha insistido que la sanidad en España está totalmente garantizada. "No tenemos ningún temor a que pase lo que está pasando".

Mientras tanto, la Comisión Europea (CE) ha negado cualquier relación con el plan de rescate a Grecia. "Es una decisión comercial de una empresa privada, la CE no tiene ningún comentario específico", ha afirmado el portavoz de Sanidad del Ejecutivo de la UE, Frédéric Vincent. Su colega para Asuntos Económicos y Monetarios, Amadeu Altafaj ha insistido en que "el programa de asistencia financiera decidido hace un año cubre las necesidades financieras del Estado griego", por lo que la gestión de los fondos y su reparto entre los ministerios depende exclusivamente de las autoridades del país.

El revuelo comenzó ayer a raíz de una entrevista del Wall Street Journal al presidente de Roche, Severin Schwan, quien aseguraba que en Grecia "hay hospitales que no han pagado sus cuentas en tres o cuatro años". El directivo explicaba que ha llegado un punto en el que el negocio "ya no es sostenible", por lo que dejaría de facilitar medicamentos a esos centros hospitalarios.

Hoy, Roche España ha explicado que lleva meses negociando y colaborando "estrechamente" con las Autoridades Sanitarias de las respectivas Consejerías de Sanidad para buscar una solución "urgente" al problema del impago de algunos hospitales españoles. Y es que, según destaca, existen centros -concretamente de Castilla y León- que tienen retrasos en el pago de hasta 900 días.

Castilla y León y Cantabria, las comunidades con mayor retraso en los pagos

El periodo medio de pago de comunidades autónomas como Castilla y León o Cantabria supera los 700 días; y les siguen de cerca Andalucía, Valencia y Castilla-La Mancha que tienen un periodo medio de pago superior a los 600 días. Desde la filial española aducen que el impacto de la morosidad de los hospitales sobre la compañía es "más grave y rápido que para otros laboratorios farmacéuticas" ya que, según explican, "las operaciones de Roche Farma se centran principalmente en el canal hospitalarios":

El consejero de Sanidad de la Junta de Castilla y León, Antonio Sáez, ha informado hoy de n un plan de saneamiento de la deuda farmacéutica en los presupuestos de 2012 para pagar los 534 millones que debe a sus proveedores de medicamentos. El Gobierno de Cantabria, por su parte, también ha indicado que está trabajando para reducir y "normalizar" la deuda con las industrias farmacéuticas, que de momento "no han amenazado con suspender el suministro".