Por ayudar a clientes a defraudar

Credit Suisse paga 150 millones a Alemania para cerrar un acaso de delito fiscal

El banco suizo Credit Suisse ha acordado pagar una multa de 150 millones de euros a Alemania para evitar un proceso por delito fiscal. La entidad, supuestamente, ayudaba a sus clientes a avadir impuestos.

La fiscalía de la ciudad alemana de Düsseldorf y el instituto crediticio Credit Suisse han llegado a un acuerdo para que el banco suizo pague una multa de 150 millones de euros para evitar un proceso por fraude fiscal.

La citada fiscalía informó hoy del acuerdo alcanzado con el instituto suizo para solicitar ante la Audiencia encargada del caso el cierre del proceso a cambio del pago de la fuerte suma, que incluye los beneficios obtenidos por Credit Suisse por la gestión de cuentas de defraudadores fiscales.

Las investigaciones contra Credit Suisse se iniciaron después de que la fiscalía recibiera un CD con los datos de más de un millar de clientes alemanes que presuntamente habían desviado grandes capitales para evitar el pago de impuestos en este país.

La fiscalía investigaba, no solamente a los defraudadores, sino también a siete empleados del banco suizo que con sus gestiones facilitaron el fraude al fisco alemán mediante negocios transfronterizos.

Al parecer utilizaron seguros de vida domiciliados en las caribeñas islas Bermudas para esconder capital no declarado y darle un cierto aspecto de legalidad.

La fiscalía señaló hoy que ya se ha solicitado la suspensión del procesamiento de un alto empleado del banco suizo a cambio del pago de una multa de 250.000 euros.

Asimismo subrayó que el acuerdo alcanzado con el banco no evitará que los mas de 1.000 clientes alemanes sospechosos de fraude fiscal sean perseguidos.

La fiscalía de Düsseldorf explicó finalmente que varios miles de defraudadores del fisco se autodenunciaron al tener conocimiento de la existencia del CD para evitar un castigo mayor, aunque deberán abonar al fisco los impuestos derivados del capital evadido.