Crece la expectativa de una tercera ronda de estímulo económico por parte de la Fed

El Ibex rebota el 1,87% tras cuatro semanas de fuertes caídas

Rebote tras cuatro semanas consecutivas de fuertes caídas en las Bolsas. La cercanía del fin del conflicto bélico en Libia y la creciente expectativa de una nueva ronda de estímulo económico por parte de la Reserva Federal aceleraron las compras. El Ibex sumó un 1,87%, hasta los 8.293,9 puntos, y la prima de riesgo cayó a 286 puntos básicos.

La cuarta semana de agosto, un mes marcado por los desplomes bursátiles, la volatilidad, el recrudecimiento de la crisis de deuda y el creciente miedo a una recaída económica mundial, arrancó con mejor pie. Los inversores obviaron los riesgos que aún planean sobre los mercados para lanzarse a la búsqueda de gangas.

La expectativa que genera la conferencia anual de la Reserva Federal en Jackson Hole, cita de tres días que dará comienzo el próximo jueves y cuyo plato fuerte llegará el viernes con la intervención de Ben Bernanke, explicó en buena medida el mejor tono.

El pasado ejercicio el presidente de la Reserva Federal aprovechó el encuentro para anunciar la segunda ronda de compras de deuda (QE3 en sus siglas en inglés), actuación que entonces marcó el inicio del rebote bursátil, y en el mercado crece la esperanza de que vuelva a optar por esta vía para asegurar el crecimiento de la primera potencia mundial. Los débiles datos de actividad han acentuado el miedo a una recesión en EE UU y cada vez son más las voces que prevén que la Reserva Federal tome cartas en el asunto para evitarlo. Además, un primer paso ya lo dio a principios de mes cuando prometió tipos al 0% dos años.

A la espera del mensaje de Bernanke y de ver si finalmente se compromete o no a estimular la economía, los inversores también recibieron con alivio las últimas noticias que llegaban de Libia, al vislumbrarse la cercanía del fin del conflicto bélico. Una noticia que animó a las petroleras en Bolsa y también contribuyó a los rebotes.

Los avances de los mercados, no obstante, se fueron desinflando con el paso de las horas y es que pese a las buenas noticias tampoco faltaron recordatorios de la delicada situación económica mundial.

La falta de consenso en el seno de la Unión Europea sobre cómo atajar la crisis de deuda siguió presente después de que la canciller alemana Angela Merkel rechazara la creciente exigencia de otros países de la zona euro de impulsar la emisión de eurobonos. Moody's, por otra parte, advirtió que la exigencia de garantías bilaterales a Grecia a cambio de ayudas, como las solicitadas por Finlandia, pueden precipitar su quiebra. Por otra parte, los datos de crecimiento de la OCDE confirmaron la ralentización de las grandes economías. Crecieron un 0,2% en el segundo trimestre, una décima menos que en el anterior.

Pese a todo, las ganancias dominaron. En Europa oscilaron entre el 1,87% del Ibex y el 0,81% de la Bolsa holandesa aunque el Dax (-0,11%) no pudo evitar los números rojos. En Wall Street la euforia también remitió con el transcurso de la sesión y al cierre se impusieron resultados moderadamente alcistas a la espera de ver la segunda revisión del PIB de EE UU el próximo viernes. El Dow Jones sumó un 0,34%, el Nasdaq ganó el 0,15% y el S&P 500 subió un 0,03%.

El Tesoro emite hoy 3.000 millones La mayor tranquilidad de los mercados se perfila como una buena noticias de cara a la subasta de deuda de hoy. El Tesoro prevé captar entre 2.000 y 3.000 millones de euros en letras a tres y seis meses. La semana pasada emitió letras a 12 y 18 meses y logró reducir el interés de la emisión gracias a la intervención del BCE en el mercado de deuda. Ayer se conoció que la semana pasada la autoridad monetaria compró otros 14.291 millones de euros en bonos, principalmente de países como España e Italia, que suma a las compras récord de 22.000 millones realizadas la semana precedente. Las prima de riesgo de España ha caído así a 286 puntos tras superar los 400 a principios de mes.

Banca Cívica rompe la racha bajista

Banca Cívica puso fin ayer a cuatro sesiones consecutivas de caídas al anotarse un avance del 3,7% que situó la acción en los 2,24 euros por título. La entidad dio el salto al parqué el 21 de julio a 2,7 euros, lo que implica que acumula un castigo en Bolsa del 17% pese a los esfuerzos de estabilización de los bancos colocadores.

Ahorro Corporación, que participó en la salida a Bolsa, fue la entidad más activa ayer al quedarse con 140.532 títulos. El viernes Credit Suisse, el coordinador global, comunicó que mantiene un paquete de 23,19 millones de títulos.

Japón frena la escalada del yen

La cotización del yen se depreció ayer frente a la mayoría de las monedas contra las que cotiza después de que el ministro japonés de finanzas, Yoshihiko Noda, asegurara que está preparado para tomar "medidas firmes" si fueran necesarias para debilitar la moneda.

El anuncio se produjo después de que el pasado viernes la divisa alcanzara máximo histórico frente al dólar. En la sesión de ayer llegó a caer el 0,9% frente al dólar hasta 77,21. Frente al euro se depreció un 0,2% hasta 110,39.

Bankia cae el 1,9% desde su debut

Bankia no pudo aprovechar el buen tono del mercado ayer y cayó un 0,54% hasta los 3,68 euros por título en la primera sesión tras el fin del periodo de estabilización del valor. La entidad, que debutó en Bolsa el pasado 19 de julio, pierde así un 1,9% en su primer mes.

JP Morgan informó ayer a la CNMV que en su condición de agente estabilizador adquirió 45,5 millones de acciones entre el 20 de julio y el 19 de agosto. Ayer se quedó con 295.733 títulos y fue el bróker más activo, según datos de Bloomberg.