Los cambios regulatorios, la principal causa

Lloyds perdió 2.635 millones en el primer semestre

El banco británico, propiedad del Estado en un 41%, anunció hoy unas pérdidas netas de 2.305 millones de libras (2.635 millones de euros) durante el primer semestre del año, frente a los beneficios de 596 millones de libras (681 millones de euros) en el mismo periodo de 2010.

Los cambios regulatorios en la banca de Reino Unido siguen provocando pérdidas en las principales entidades del país. Primero fueron Santander y Barclays. Ahora es el turno de Lloyds. Y a este último le ha ido peor, dado que ha incurrido en pérdidas. El banco británico, propiedad del Estado en un 41%, anunció hoy unas pérdidas netas de 2.305 millones de libras (2.635 millones de euros) durante el primer semestre del año, frente a los beneficios de 596 millones de libras (681 millones de euros) en el mismo periodo de 2010.

El grupo provisionó 3.200 millones de libras (3.360 millones de euros) para hacer frente a las reclamaciones de sus clientes por venta indebida de seguros de protección de pagos, tras el cambio de legislación que que penaliza antiguas prácticas de los bancos, ha afectado a casi todas las entidades del país, que este semestre han registrado pérdidas o una disminución de beneficios por la creación de ese fondo de capital.

En un comunicado a la Bolsa de Londres, Lloyds indicó que, sin contar esa provisión para el fondo, hubiera tenido este semestre un beneficio bruto de 1.104 millones de libras (unos 1.262 millones de euros). Los ingresos, tras las reclamaciones de seguros, fueron de 10.854 millones de libras (12.431 millones de euros) de enero a junio, un 14% menos que en el mismo periodo del año anterior.

El banco, parcialmente nacionalizado en 2008 a raíz de la crisis crediticia, también señaló que ha reducido su deuda con el Estado de 60.000 a 37.000 millones de libras. Informó además de que ha recortado en 31.000 millones de libras, hasta 162.000 millones (185.200 millones de euros), sus activos de menor calidad, y ha reducido costes hasta una proporción favorable del 51,2% respecto a los ingresos.

Según su informe, Lloyds avanza bien para cumplir su compromiso con el Gobierno, a través del acuerdo Merlin (en el que participan los principales bancos), de aumentar sus préstamos a las pequeñas y medianas empresas (pymes). Así, en el primer semestre del año concedió créditos a los negocios por un valor total de 21.200 millones de libras (24.300 millones de euros), de los cuales 6.700 millones de libras fueron para las pymes.

Por otra parte, su ratio de capital Core Tier 1 (capital disponible para absorber grandes pérdidas en caso de crisis) es del 10,1%, por encima de lo exigido en los test de resistencia de la Autoridad Bancaria Europea, indica en su informe.

El consejero delegado del banco, António Horta-Osório, antiguo directivo de Santander, declaró que la entidad, que dirige desde marzo, ha demostrado "resistencia" en el primer semestre pese a los "continuos desafíos" que presentan la incertidumbre económica y la regulación. Destacó que se había hecho un esfuerzo importante para reestructurar el grupo y reducir su exposición al riesgo, lo que, en su opinión, permitirá que el banco se convierta con el tiempo en una entidad "de rendimiento alto" para sus clientes y accionistas. Horta-Osório pronosticó para el próximo semestre una recuperación moderada de la economía en el Reino Unido que se reflejará en un crecimiento modesto del mercado bancario.