Caídas del negocio de movil, voz, banda ancha, alza de datos

La portabilidad castiga las cuentas de Telefónica en España

El negocio español ha supuesto una dura prueba para Telefónica en el primer semestre. La compañía sufrió la mala situación de la economía y registró caídas en sus principales negocios, tanto en telefonía fija como en móvil y ADSL. La parte biena, los márgenes y el Ebitda apenas han sufrido, gracias a los esfuerzos por mantener la rentabilidad.

Telefónica España ha sufrido caídas en los ingresos de clientes procedentes del negocio móvil, en los ingresos por acceso tradicional en telefonía fija (las cuotas de abono, servicios corporativos, recargos en cabinas...), como los servicios de voz tradicional y los servicios de internet. En conjunto, el mercado nacional aportó 8.752 millones a la línea de ingresos, el 6,1% menos. Vodafone también ha sufrido los efectos del mercado en España: facturó el 9,9% en el mercado. El Ebitda en el país cayó el 10%, en línea con el primer trimestre y dentro de lo esperado.

Negocio móvil

El desempeño en el competido mercado de la telefonía móvil se ha saldado con un retroceso de la facturación del 6,1% hasta 3.955 millones. La compañía ha logrado registrar un sostenido crecimiento de las altas de contrato (con un 12% interanual). Sin embargo, sigue sufriendo la evolución del churn total (la tasa de bajas de clientes) que ha estado en el 2,4%.

Pero hay que tener en cuenta que los clientes cada vez gastan menos a través de sus terminales móviles. El Arpu (los ingresos medios por usuario, del inglés average revenue per user) alcanzó los 23,2 euros en el semestre. Esto significa que cada cliente de la compañía gastó el 9,3% menos en el semestre. Este descenso, incluso, se vuelve a acelerar si se observa el segundo trimestre estanco: en este periodo retrocede hasta el 9,4%.

¿La consecuencia de todo esto? Los ingresos de servicio móvil, la principal partida de este negocio, alcanzan 3.329 millones en los primeros seis meses y se reducen un 7,9% interanual (y un 8,1% en el trimestre).

Los clientes hacen aun menos uso del móvil a la hora de llamar: el Arpu en este negocio retrocede 14,0% y un 14,5% trimestral, afectado por el menor consumo global debido a la incertidumbre económica, los recortes de las tarifas de interconexión (caen hasta el 19,2% interanual tras las bajadas que se produjeron en abril pasado), y la continua presión en los precios minoristas.

El tráfico también refleja el menor consumo de los clientes, y se reduce interanualmente en un 2,2%. Una vez más, el segundo trimestre ha sido peor que el primero en este aspecto, con una caída del 3,2%.

También hay espacio para las buenas noticias en el negocio móvil. Los ingresos de datos muestran un aumento interanual del 11,4% en el semestre y se aceleran respecto a los primeros tres meses del año. Ya suponen más del 24% de los ingresos de servicio móvil. Además, la rápida expansión de la banda ancha ha permitido que el Arpu de datos se esté acelerando trimestre tras trimestre.

Negocio fijo

El negocio fijo en España ha sufrido la situación de la economía: registró una facturación de 5.353 millones, con un retroceso del 5,9%, que alcanza el 6,4% en el trimestre.

El total de accesos ascendió a 15,8 millones, con un leve descenso del 1%. La facturación por este concepto retrocedió el 9,2% hasta 1.085 millones. Si se mira con un poco mas de detenimiento esta cifra se observa un retroceso del 7% en el segmento minorista, que en buena medida ha migrado a otras compañías. Esta fuga se ha visto compensada en casi toda su extensión por el 66% de alza registrado por los accesos mayoristas.

En el negocio del ADSL, la estrategia comercial de la compañía ha pasado por "centrarse en valor y apostar por una captación de clientes más selectiva en un entorno de fuerte competencia". Esta política ha tenido como consecuencia un menor volumen de altas y una pérdida neta de accesos en el semestre, con un total de 5,82 millones, el 0,4% menos. La facturación, en consecuencia, se ve lastrada por la durísima competencia en el mercado y el estado de la economía: 1.408 millones en el semestre, el 5,5% menos.

En este mismo segmento se pueden observar también caídas de los ingresos de interconexión (-16,4%); o del roaming (itinerancia) , con un 8,8% interanual y un 15,2% en el trimestre. Este último punto ha sufrido el impacto de la rebaja de tarifas que se produjo en julio de 2010 y el menor tráfico generado.

Eso sí, los ingresos de terminales ascienden a 626 millones en el semestre, y aumentan interanualmente un 4,3%, reflejando las mayores ventas de terminales móviles inteligentes (los llamados smartphones).