De ocho suspensos en toda Europa, cinco son españoles

Banco Pastor, Unnim, CAM, Catalunya Caixa y Caja3 suspenden los test de estrés europeos

Cinco entidades españolas han suspendido los test de estrés a los que se ha sometido al sistema financiero europeo, aunque ninguna de ellas necesitarán capital adicional al contar con provisiones anticíclicas suficientes. Además, otros tres bancos, dos griegos y un austríaco tampoco han conseguido superar las pruebas.

Transparencia, transparencia y transparencia. La palabra más repetida durante las últimas jornadas ha hecho acto de presencia con la publicación de los resultados de los test de estrés realizados al 65% de los activos bancarios del Viejo Continente. Este streaptease financiero se salda con ocho suspensos de los cuales cinco corresponden a entidades españolas, dos a griegas y uno a un austriaco. El pasado año, con unos requisitos de capital distintos y el umbral fijado en el 6%, suspendieron siete firmas. La nota media de España es del 7,3%.

Entre los nombres propios, hay que destacar los suspensos de Banco Pastor, Unnim, CAM y Catalunya Caixa, ya esperados. Especialmente sorprendente es la situación de Caja 3, surgida de la integración de Caja Badajoz, Cajacírculo de Burgos y la Inmaculada , que no aparecía en ninguna quiniela.

A pesar de que la aparición de estas denominaciones pueda causar ciertas sorpresas negativas, es importante señalar que ninguna de las cinco entidades españolas que no han conseguido pasar estas pruebas de resistencia necesitarán capital adicional. Esto se debe a que en estos test no se han tenido en cuenta las denominadas provisiones anticíclicas que estas firmas incluyeron en sus balances tras los nuevos requisitos de capital que fijó el pasado mes de febrero el ministerio de Economía. La inclusión de este importe hubiese supuesto que el sistema financiero español se hubiese aprovechado de 27.000 millones de euros adicionales.

El alto número de suspensos nacionales se debe a que España, en un intento de proporcionar los máximos datos posibles a los mercados para aplacar las incertidumbres, ha enviado a la lucha a 25 entidades frente a las 12 alemanas o cuatro francesas.

La encargada de llevar a cabo los exámenes y de fijar los polémicos requisitos de capital ha sido la Autoridad Bancaria Europea (EBA, en sus siglas en inglés). Según los resultados de publicados por este organismo revela que de los cinco suspensos nacionales, tres lo han hecho con un porcentaje situado por debajo del 4%, más de un punto inferior al 5% de core tier 1 estresado para un horizonte de 2012 fijado como mínimo. Además, otras dos no han pasado las pruebas al situarse justo por debajo del límite.

Un año más Banca March se ha destacado por encima de sus comparables con una nota por encima del 20%, posiblemente, igual que el año pasado, la mejor de Europa. En la tradicional pelea de los dos grandes nacionales, esta vez el BBVA ha conseguido superar al Santander con un 10,2% frente al 8,4% cántabro.

En el ámbito europeo cabe destacar el buen papel de las cuatro entidades danesas, de las cuales tres rebasan el 10%. Por tanto, los bancos de este país se sitúan como los más solventes del Viejo Continente. En el lado contrario, destaca Grecia que sitúa a una firma por debajo del 2% y a otra por debajo del 5%.

Sin embargo, el país cuyos bancos sacan una mejor nota media en global es Hungría, con el 13,6%, pero porque solo ha mandado a uno, el mejor. Justo detrás está Polonia que ha actuado de la misma manera y alcanza un 12,2%. De ahí que quizá el más representativo de los mejores sea Dinamarca, con un 11,9%, porque al menos ha mandado a cuatro. Los peores de la clase son Portugal y Chipre, con un 5,7% cada uno.