Duplica el montante previsto y acelerará liberalizaciones y privatizaciones

Italia reacciona a los ataques elevando el ajuste a 65.000 millones

El furibundo ataque de los mercados a la deuda italiana durante los últimos días ha hecho reaccionar a Roma: el ministro italiano de Economía, Giulio Tremonti, ha anunciado hoy que aumentará los ajustes previstos en el plan de austeridad, lo que elevará el ahorro desde los 30.000 hasta los 65.000 millones.

El debilitado gobierno de Silvio Berlusconi pretende contener así la ira de los mercados, que han señalado a Italia como un nuevo objetivo de sus ataques. Ayer, el diferencial de la deuda a largo plazo de Italia respecto a Alemania superó por primera vez los 300 puntos básicos, acercándose al nivel que sufre España.

Según publica hoy la versión digital del diario El País, Tremonti ha explicado esta tarde que asume "toda la responsabilidad" del ajuste, antes de confirmar que el texto aprobado hace dos semanas por el Consejo de Ministros (y que contaba con el aval de la oposición) sufrirá numerosos retoques. Además de elevar hasta los 65.000 millones el ajuste fiscal, Italia adelantará la liberalización de sus mercados la privatización de empresas públicas, que se venderán "en cuanto pase la crisis y los precios de los activos sean razonables".

El ministro de Economía ha culpado a Europa de los últimos ataques de los mercados, mientras que el gobernador del Banco de Italia y futuro presidente del BCE, Mario Dragui, ha subrayado que el país transalpino debe acometer reformas estructurales urgentes: "Si no, será inevitable aumentar todavía más los impuestos", ha alertado.