Es la segunda vez que el Gobierno pospone este nuevo requisito

Hacienda aplaza a 2014 la obligación de presentar los libros registro de IVA

Buenas noticias para las empresas. Hacienda aplazará hasta 2014 la obligación de presentar los llamados libros registro de IVA, que incluyen el detalle de todas las facturas que una compañía emite y recibe. La medida se incluirá en un proyecto de real decreto de obligaciones formales tributarias que hoy se remitirá a información pública.

Es la segunda vez que el Gobierno pospone este nuevo requisito, que debía entrar en vigor el primero de enero de 2012. Desde las asociaciones fiscales han traslado a Hacienda que esta obligación supondrá un incremento de la burocracia excesivo en un momento en el que las compañías sufren el impacto de la crisis. Actualmente, las empresas deben llevar un registro sobre las facturas emitidas y recibidas pero no tienen la obligación de enviarlo a Hacienda. Ello solo se exige a quien solicita la devolución mensual del IVA.

Menos formularios

A partir del próximo año, las compañías que declaren el IVA mensualmente solo deberán presentar el modelo 340, específico para estas empresas. Hasta ahora, también estaban obligadas a entregar el formulario 347, lo que suponía un doble trabajo.

Para la mayoría de compañías, que son aquellas que reclaman las devoluciones de IVA de forma anual, se mantiene el modelo 347, aunque el plazo para presentarlo será en febrero en lugar de marzo como hasta ahora. Por otra parte, si bien solo se presentará una declaración anual, la información se deberá incluir a partir del próximo año desglosada por trimestres.

Desde la Agencia Tributaria indican que estas medidas se han tomado tras escuchar las peticiones de los profesionales fiscales.

Vacaciones en los envíos fiscales online

La Agencia Tributaria ha entendido las quejas de las empresas y permitirá que las compañías elijan 30 días al año durante los cuales Hacienda no les remitirá ninguna notificación fiscal por internet. Ello es importante ya que, desde enero, el fisco ha empezado a relacionarse solo través de correo electrónico con las empresas que declaran en el impuesto sobre sociedades. Ello obligaba a las compañías a revisar periódicamente el correo para cerciorarse que no tenían ninguna notificación de Hacienda. Ahora, al menos, tendrán un mes para despreocuparse.