Pretende zanjar el debate sobre el segundo rescate de Grecia

Van Rompuy convoca una minicumbre europea para intentar calmar a los mercados

El presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, ha convocado para mañana lunes una minicumbre de líderes comunitarios con el objetivo de zanjar el debate sobre el segundo rescate de Grecia.

La cita, según las fuentes consultadas, intentará poner fin a las discrepancias en el seno de la zona euro sobre la participación del sector privado en el nuevo rescate, un conflicto que desestabilizó la semana pasada los mercados bursátiles y extendió hasta Italia los primeros síntomas de contagio de la crisis de la deuda griega.

La reunión comenzará a las 8 de la mañana en Bruselas y tienen prevista su asistencia el presidente del BCE, Jean-Claude Trichet; el presidente del Eurogrupo, Jean-Claude Juncker; el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Barroso; y el comisario europeo de Economía, Olli Rehn. Si el encuentro tiene éxito, Bruselas podría anunciar la fórmula definitiva para otra intervención en Grecia, lo que podría calmar a los mercados al menos hasta septiembre.

Pero las posturas en la zona euro siguen enfrentadas. Alemania y Holanda exigen una participación significativa de los acreedores privados de Atenas, pero el Banco Central Europeo teme la fórmula utilizada condene a Grecia a una suspensión de pagos insoportable para su sector financiero.

Durante los últimos días, la zona euro ha negociado en distintos foros con los principales bancos europeos, dispuestos a colaborar, pero no se ha encontrado un formato que satisfaga a Berlín y tranquilice a Fráncfort. La agencia de calificación S&P ya ha advertido que las propuestas barajadas (una renovación del 70% de la exposición a 30 años o del 90% a cinco años) recibirían con toda probabilidad la calificación "selective default" o suspensión pagos selectiva. En cambio, parece probable que esas mismas propuestas no desencadenarían el cobro de los CDS (Credit Default Swap) o seguros de impago.