2011 será el año más activo en colocaciones desde 2007

Contra viento y marea: eclosión de salidas a Bolsa

El mercado se prepara para recibir el mayor número estrenos desde el inicio de la crisis. El sentimiento ha mejorado en cuatro años, pero el nivel de cautela está en grado máximo.

El horizonte aún no está despejado. Y así lo están cotizando las primas de riesgo de los países periféricos de Europa, que han escalado hasta nuevos máximos o cerca de esos niveles, y las Bolsas, que han finalizado una semana de pérdidas. Desde el verano de 2007, cuando se inició la crisis con el estallido de la burbuja inmobiliaria, los mercados se han enfrentado a grandes obstáculos. En este momento, la preocupación es la deuda, y en esta misma semana el sentimiento de analistas, gestores e inversores ha virado de un extremo a otro. La aprobación del Parlamento griego al nuevo plan de ajuste para reducir el déficit y la obtención de otros 12.000 millones de ayudas supuso un importante alivio tras meses de incertidumbre. De hecho, fue el momento en el que Bankia y Banca Cívica confirmaron sus salidas a Bolsa.

Pero la decisión de Moody's de bajar cuatro escalones la calificación de la deuda soberana de Portugal y situarla en bono basura ha devuelto la tensión. Y no solo mana preocupación de la deuda periférica. A mediados de julio se publicarán los nuevos test de estrés que se han realizado a la banca europea, y se ha empezado a hacer pronósticos sobre el resultado. El viernes cayeron con fuerza los bancos italianos entre comentarios del mercado de que no pasarían la prueba.

Con este entorno se enfrentan las compañías que próximamente saldrán a cotizar. De forma más inmediata están Bankia y Banca Cívica, que debutarán el 20 de julio, y dos pymes: el grupo de comunicación Secuoya y la entidad dedicada a la gestión integral de residuos, Griñó Ecologic, que se incorporarán al MAB en este mes. Para la vuelta de verano la colocación con mayor protagonismo será la de Loterías y Apuestas del Estado, una OPV enfocada al inversor particular.

Ya este año se han producido algunos estrenos. El más reciente ha sido el de Dia. La cadena de distribución minorista aterrizó en el parqué madrileño el martes a través de un listing; es decir, sin realizar una oferta previa. Carrefour distribuyó acciones de Dia entre sus accionistas como dividendo extraordinario tras la escisión de la matriz. Debutó con una caída del 8,5% que ha compensado después, con una revalorización ya acumulada del 2,6% sobre el precio de salida. Un jornada después la empresa de conservas y derivados de pescado Lumar, se estrenó al alza en el MAB y mantiene una ganancia del 2%. Este mismo año, también han dado el salto EuroEspes y Cátenon.

El balance tras finalizar el primer semestre e iniciar el segundo es positivo, a pesar de todos los frentes abiertos. El número de debut en Bolsa que ya se han realizado y los que están programados auguran que 2011 será el más activo en colocaciones desde 2007, año en el que estalló la crisis. Otra cosa es la receptividad que pueda tener el mercado. Los analistas perciben que hay más disposición por participar en las OPV, pero no en todo. "El sentimiento de mercado es muy volátil. En este momento se puede considerar que una compañía vale equis más cinco, y dentro de unos días, equis más dos. Las condiciones de mercado hacen que fluctúen los sentimientos", explica Javier Barrio, de BPI.

Las dudas sobre la sostenibilidad de la economía griega frustraron el debut de 21 compañías en Europa en el primer semestre, el peor balance desde 2006. La segunda parte del año apunta algo mejor. El grupo Rabobank dijo el viernes que la aversión de algunas compañías por cotizar "solo es temporal". "El resto del año será mejor, si los resultados no decepcionan", subrayó.