Endesa tiene plazo para decidir su inversión hasta finales de 2012

El Ciuden duda de la continuidad de la planta de carbón verde de León

La fundación pública Ciuden duda que se construya la planta española de captura de C02 prevista en Cubillos del Sil (León), ya que el consorcio español no ha presentado su proyecto a las subvenciones del programa comunitario NER 300. Endesa, parte del proyecto, asegura que podrá concurrir a futuras convocatorias para solicitar estas ayudas.

Se abren algunos interrogantes sobre el futuro del proyecto estrella del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, en su tierra natal, León. La segunda fase para construir una central térmica de carbón con captura de CO2, entre 2013 y 2015, encuentra las dudas de la propia fundación pública que gestiona la iniciativa.

Endesa, según Ciuden, no presentó la documentación que el Ejecutivo debía remitir a la UE para captar los 300 millones de euros en fondos comunitarios NER 300. Esto hace pensar a los responsables del proyecto leonés que la eléctrica está cerca de renunciar a construir una nueva central de 300 megavatios que sustituya, en parte, a la actual conocida como Compostilla II en Cubillos de Sil (León). El coste de esta segunda fase rondaría los 1.150 millones. Pero desde Endesa se niega tajantemente esa versión.

"Si resulta que cuando hay una ayuda abierta con la que te dan 300 millones no toman la decisión, ¿la van a tomar cuando la ayuda esté cerrada? A finales de 2012, cuando se tenga que tomar la decisión final de inversión, no habrá ninguna ayuda abierta. El NER 300 estará cerrado. La empresa no presentó la documentación, por lo que el Gobierno no pudo mandarla. El plazo ya ha expirado", señala José Ángel Azuara, director general de la Fundación Ciudad de la Energía (Ciuden).

ENDESA 24,52 0,53%

La participación de los socios para la segunda fase debería ser de 300 millones por parte de Endesa, 300 millones de las ayudas del NER 300, otros 300 de Ciuden y el resto de nuevos inversores o préstamos públicos adicionales.

Desde Endesa, por su parte, se señala que dispone de margen para decidir si se construye una nueva planta. "La decisión final de inversión no se tomará hasta 2012", según fuentes de la eléctrica. También inciden en que aunque no hayan acudido a las subvenciones de NER 300, se podrán presentar después a otras convocatorias. De hecho, remiten a un documento comunitario que textualmente dice: "Aquellos proyectos que no lleguen al plazo del 9 de mayo 2011, todavía podrán ser candidatos en la segunda convocatoria de propuestas".

El consorcio español está formado por Ciuden, de la que Zapatero es presidente de honor, y Endesa. En la primera fase recibieron de la Comisión Europea 180 millones de euros. 93 millones fueron para la fundación pública, que los ha utilizado en desarrollar una planta de experimentación (a nivel industrial) que trabaja en cómo se podría capturar, transportar y almacenar bajo tierra el C02 producido en una central térmica de carbón. Esta es una opción alternativa a otras energías para conseguir la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero impuesta por la Unión Europea. Endesa tiene la misión de preparar la ingeniería de la nueva central y de localizar la exploración del almacenamiento.

La planta experimental de la primera fase ya está construida y en pruebas. Hasta mayo de 2012 no se tendrán los primeros resultados de esta tecnología. Y no será hasta entonces cuando se puedan realizar los primeros cálculos de rentabilidad. Porque el peligro está en que el coste de capturar el CO2 sea mucho mayor que otras alternativas actuales, como comprar derechos de emisión.

Azuara cree que hay margen de maniobra hasta 2012. Aunque es pesimista. "Lo miro con una cierta pena y con un cierto disgusto después del esfuerzo que hemos hecho y con una percepción de que se podía haber jugado la partida un poco más, porque había margen. Mi opinión personal es que no habrá segunda fase".

Incertidumbre, también política

Al proyecto también se le abre otra incertidumbre, en opinión del Ciuden. En 2012 se celebrarán elecciones y una potencial victoria del PP, podría comprometer el futuro de la inversión, tanto por un ajuste de gasto como porque se vea como una iniciativa ligada a la imagen de Zapatero. La realidad es que la planta de Cubillos del Sil de experimentación es de por sí un gran avance tecnológico para España. Solo una decena más de ensayos sobre captura se están desarrollando en Europa. De Cubillos de Sil, explican sus responsables, saldrán numerosas patentes y sus directivos creen que se podrá exportar tecnología a otros países. Por eso creen que un hipotético Gobierno del PP no dejaría pasar esta herencia.