Solvencia de la banca

La banca conoce desde hoy los resultados de sus test de estrés

El Banco de España ha remitido hoy a las entidades financieras los resultados de los test de estrés realizados por la Autoridad Bancaria Europea (EBA), pero no se harán públicos hasta previsiblemente el día 13 o 14 de este mes a las 18 horas, una vez que estén cerrados los mercados. Los bancos no podrán remitir sus explicaciones al mercado hasta cuatro horas después, las 22 horas de la noche.

Bancos y cajas comprobarán hoy si están de acuerdo con los resultados o datos que aparecen en sus test de estrés. Y mañana, 7 de julio, una vez analizadas por las entidades estas pruebas de estrés los presidentes o consejeros delegados de las compañías financieras estamparán su firma en dichos test, que prácticamente son los definitivos, aunque queda un ligero margen para modificarlos.

A partir de mañana y transcurridos tres días a contar desde el jueves la EBA, a través de los distintos bancos centrales, podrá publicar los tan esperados resultados de las pruebas de estrés. Los tres días se cumplen el martes por la tarde, pero según aseguran varias fuentes financieras, la EBA esperará al miércoles día 13 o jueves 14 para su publicación en toda Europa, según ha comunicado el Banco de España a las distintas entidades de crédito.

En una reunión celebrada hoy con el subgobernador del Banco de España, Javier Aríztegui, y el secretario de Estado de Economía, José Manuel Campa, la CECA les ha pedido que presionen a la EBA para que considere que las cajas tienen un alto nivel de provisiones, suficiente para hacer frente a las pérdidas que pueda generar un escenario económico adverso.

Una de las grandes perjudicadas por esta medida es Bankia. Le ha restado unos 2.200 millones de euros que tiene como provisión genérica y subestándar que no puede incluir como capital. Eso no supone que haya suspendido los test, sino que la nota será inferior a la que la entidad que preside Rodrigo Rato podría haber sacado si se sumarán estas provisiones.

Fuentes financieras consultadas especulan, mientras, con el suspenso de varias cajas de ahorros, precisamente por no poder contabilizar como capital las provisiones genéricas y subestándar aunque sí se admita las ayudas públicas a través del FROB como capital.

Las pruebas de la EBA reclaman un capital principal mínimo del 5% para aprobar los test, en el que tampoco se incluyen los bonos convertibles, emisiones que han realizado varios bancos españoles para mejorar sus ratios de capital. Tampoco suma las posibles ampliaciones de capital o cualquier estrategia que haya realizado un banco o caja para mejorar su solvencia durante este año. Es una foto fija de 2010.

Pese a ello, los resultados de las pruebas incluirán una segunda línea bajo el término de "medidas correctoras", en el que se recogen todas las actuaciones que se han realizado durante el año para mejorar la solvencia y superar el 5% de core capital que exige EBA.

Varios bancos y cajas, no obstante, son pesimistas con los avances que pueden suponer estas pruebas para devolver la confianza de los mercados hacia las entidades financieras.

Creen que el mercado solo se fijará en la barrera del 7% al 8% de capital. Será la ratio a partir de la cual considerará aceptable la solvencia de una entidad financiera. "Por debajo, aunque haya aprobado los test de estrés será castigada por el mercado y le será muy complicado obtener financiación", asegura un directivo de un banco.

En un informe publicado hoy por la agencia de calificaciones Moody's, se asegura que de los 91 bancos europeos que se han sometido a pruebas de resistencia por la Autoridad Bancaria Europea (EBA), 26 necesitarán ayuda externa, aunque matiza que estos test tendrán un efecto limitado en las calificaciones que aplica.