Cierre de sesión

Wall Street gana contra viento y marea

Ni los débiles datos macro, ni la subida de tipos en China, ni la rebaja del rating de Portugal... Ninguno de los factores adversos del día hicieron desistir a la Bolsa de Nueva York, que peleó por remontar una floja apertura y lo consiguió.

El Dow Jones sube un 0,45% (12.626 puntos); el S&P 500 gana un 0,10% (1.339 enteros); y el tecnológico Nasdaq avanza un 0,29% (2.834 puntos).

La jornada del miércoles se presentó como una carrera de obstáculos en el parqué neoyorquino. Desde el primer tramo, se acumulaban los elementos para el desánimo. Tanto de dentro como de fuera de Estados Unidos, llegaban datos poco favorables.

Con todo, Wall Street apostó por superar las trabas y volver a subirse en la ola alcista sobre la que acabó la pasada semana, después de una sesión, la de ayer, algo apática por el efecto del 'pos puente' del 4 de julio.

DOW JONES 26.788,10 -0,15%

A la postre, el arrojo tuvo recompensa, aunque habrá que ver si los operadores desoyen las alarmas por mucho tiempo.

Tranquilizados los ánimos respecto a Grecia, es la economía portuguesa la que toma el testigo y desata las alertas. La rebaja de la nota de solvencia de Portugal en cuatro escalones -anunciada por la agencia de calificación Moody's- hace que las bolsas internacionales recuperen la preocupación por la crisis de deuda en Europa, y aunque hoy han sido las plazas del Viejo Continente las que han encajado el peor golpe, es probable que los selectivos estadounidenses no evadan totalmente el efecto.

Por otra parte, el Banco Popular de China anunciaba este miércoles una subida de los tipos en un cuarto de punto a partir de mañana, la tercera que se produce en 2011. El alza será del 6,31% al 6,45%, en los préstamos a un año, y del 3,25% al 3,50%, en los depósitos. El objetivo del Gobierno chino es frenar con esta medida la inflación. La noticia, que enfrío la apertura, terminó por diluirse con el transcurso de la negociación.

En la agenda macro doméstica, las referencias de la jornada ofrecieron hoy resultados adversos. Las solicitudes semanales de hipotecas cayeron un 5,2%, ampliando el descenso del 2,7% registrado en la semana previa.

Asimismo, los datos de destrucción de empleo en el sector privado publicados por la consultora Challenger evidencian un ascenso de los despidos del 5,3% en junio, contradiciendo el descenso del 4,3% del mes anterior. El recorte hace albergar pocas expectativas respecto a los datos oficiales que se conocerán este viernes.

Por último, el ISM no manufacturero de junio quedó en 53,3 puntos, por debajo de las previsiones de los expertos que habían establecido sus cálculos en los 53,7 puntos. La cifra también es peor de lo que fue en mayo, cuando el índice alcanzó los 54,6 puntos.

Empresas

En el apartado corporativo, Citigroup acaparó hoy el foco de atención. Algunos rumores apuntan que el fondo de inversión Berkshire Hathaway, de Warren Buffett, estaría planeando la adquisición de una de las áreas de la entidad. El valor pierde un 1,3%.

Otro de los protagonistas fue Apple. The Wall Street Journal recuperaba hoy las especulaciones en torno al próximo lanzamiento del iPhone 5, del que publica que será más ligero y fino que su predecesor y contará con una cámara de 8 megapíxeles. Las acciones del gigante informático ascienden un 0,6%.

También dentro del sector tecnológico, Google sube un 0,5%, a pesar de saberse que Facebook ha integrado videollamadas de Skype para competir con la red social del popular buscador, Google+.

Respecto a las materias primas, el barril de petróleo de Texas bajó hoy el 0,24%, hasta los 96,65 dólares.