Teddy Bautista continúa como presidente de la sociedad

La SGAE creará una comisión rectora para investigar las irregularidades

El 12 de julio se formará una comisión con capacidad ejecutiva compuesta por cuatro autores , un editor y un director "externo e independiente y de reconocido prestigio". La SGAE pone en suspenso todos los nombramientos y aparta de la dirección de la SDAE a José Luis Rodríguez Neri.

Eduardo Bautista abandona la Audiencia Nacional el 3 de julio de 2011.
Eduardo Bautista abandona la Audiencia Nacional el 3 de julio de 2011.

La Junta Directiva de la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE) ha anunciado hoy que creará una comisión rectora encargada de investigar internamente las irregularidades en el seno de la directiva de la entidad que están siendo investigadas por la Audiencia Nacional. Esta nueva comisión estará dirigida por cuatro autores, un editor y un director de reconocido prestigio en la materia. "Están barajándose nombres para el cargo de director y también el de los cuatro autores y el editor", explicaron los portavoces en rueda de prensa.

La comisión tendrá capacidad ejecutiva, que asumirá a partir del próximo día 12, fecha en el que la recién elegida Junta Directiva (las elecciones se celebraron el 30 de junio) tomará posesión de sus cargos. El cargo del presidente de la entidad, Teddy Bautista, así como el del resto de imputados en la operación Saga quedará entonces a su disposición. "Teddy es el presidente hasta el día 12", explicaban rotundos los cinco portavoces de la Junta de la SGAE que comparecieron en rueda de prensa: Víctor Manuel, Ernesto Caballero, Sabino Méndez, Juan Ignacio Alonso y Caco Senante. Ante la pregunta sobre si Bautista podría dimitir aunque no fuera destituido, Senante aclaró que "ni piensa dimitir, ni se le ha instigado a que dimita. Solo le hemos instigado a crear una comisión rectora y él ha estado de acuerdo".

José Luis Rodriguez Neri, por su parte, será apartado de la dirección de sistemas de la Sociedad Digital de Autores y Editores (SDAE), filial de la SGAE. El juez Pablo Ruz dictó sobre él la pasada madrugada una orden de prisión eludible bajo fianza de 300.000 euros. A pesar de que hay más imputados, Neri es el único miembro sobre el que se han impuesto sanciones. "æpermil;l está detenido, mientras que los demás (miembros de la cúpula de la SGAE), no. Ha sido el juez el que le ha tratado de manera diferente, no nosotros", afirmaron los portavoces de la Junta.

Neri ha desviado, según el auto del juez, fondos de la sociedad a empresas "parasitarias", entre ellas Microgenesis, gestionada por su socio Rafael Ramos y fundada por él mismo. A la pregunta sobre si la Junta Directiva de la SGAE conocía a Ramos respondió Caco Senante: "Nosotros somos autores, no podemos conocer a las 500 personas que trabajan aquí". Similar explicación le concedió la Junta a su desconocimiento sobre el estado de las cuentas de la entidad. "Somos los autores y editores los primeros que nos vamos a presentar como perjudicados", conluyó Senante.

La mano negra

Victor Manuel se ratificó en la hipótesis de que existe una "mano negra" detrás de las detenciones de los directivos de la SGAE que tuvieron lugar el pasado día 1 de julio. "Nos veremos aquí un día y lo comentaremos", arguyó. Los miembros de la Junta advirtieron también de la posibilidad de que los hechos se distorsionen dada "la proximidad de las elecciones": "Todos los medios van a estar encrespados y va a haber celeridad a la hora de escribir las noticias", concluyeron.

Los miembros de la Junta negaron también la posibilidad de repetir las elecciones, que tuvieron lugar el día anterior al registro de la entidad y a la detención de nueve personas."Nos sentimos absolutamente legitimados", explicaron. "Sería una burla a los 100.000 socios de la SGAE repetir las elecciones", zanjó Víctor Manuel.