Defiende crecimiento responsable

Santander quiere ayuda estatal para bancarizar América Latina

El banco Santander ha presentado este lunes un plan para los próximos tres años en América Latina. La intención del principal banco español es aprovechar el período de bonanza de la región para crecer con un proceso de "bancarización responsable" de nuevos clientes. Para lograr este objetivo, pide colaboración de los gobiernos de la región.

El consejero y director general de la división América de Santander, Francisco Luzón, ha defendido una "alianza público privada" para desarrollar los sistemas financieros de América Latina y, en especial, añadir nuevos clientes entre los latinoamericanos que están en ascenso social y así ya pueden tener acceso a los servicios bancarios.

"Tenemos una revolución con la expansión de la clase media emergente. En los últimos años, 75 millones de personas han subido para la clase media en Brasil, México, Argentina, Chile, Colombia, Peru y Uruguay", ha afirmado Luzón al citar el llamado "core" (núcleo en inglés) de la región en la visión de Santander. "Son personas que han experimentado algún tipo de movilidad social por la primera vez en su vida". Actualmente, esta región suma 300 millones de personas entre las llamadas clases "A, B y C".

La intención del banco, sin embargo, es tener un crecimiento tranquilo, sin atropellos. "Si los gobiernos y las entidades financieras somos capaces de aumentar la profundidad y equilibrio de la intermediación financiera del continente, la contrapartida será una fase de expansión económica apoyada en un mayor ahorro y una mayor inversión", defiende Luzón. Una de las iniciativas es crear programas nacionales de formación financiera en los países "desde la escuela primaria y secundaria".

Luzón rechaza la hipótesis de que este programa que defiende una "actuación responsable" sea una reacción del banco a señales de empeoramiento del mercado de crédito de América Latina. Según el consejero y director general de Santander en América, la participación del crédito en el Producto Interior Bruto (PIB) de los países de la región sigue menor que la media y que, mismo con el crecimiento reciente de los préstamos, las tasas de morosidad siguen controladas.

"Si, una bancarización excesiva puede introducir burbujas. Pero no hay preocupación en este tema. Puede ocurrir un aumento de uno o dos puntos en la tasa de morosidad, pero las tasas están, en media, a un 3% en la región. Hay países con un 1% de morosidad. Además, los niveles de cobertura están entre un 100% y 200% de las operaciones", ha explicado. Luzón ha presentado el "Plan 20.13" en este lunes en el X Encuentro Santander América Latina.