Corona el viernes sobre el soporte de los 12.000 puntos

El Dow Jones acaba con la peor racha semanal en nueve años

El principal selectivo de la Bolsa de Nueva York peleaba este viernes por acabar con seis semanas consecutivas de caídas. A la postre, las alzas de la jornada le permitieron ganar un 0,44% en los cinco días. También el S&P sube un exiguo 0,04% semanal y solamente el tecnológico Nasdaq -arrastrado por RIM, hoy- cede un 1,03% de lunes a viernes.

La jornada del viernes empezaba con viento a favor. La reunión de Nicolas Sarkozy y Angela Merkel resultaba de utilidad y al término de la misma el presidente francés anunciaba que la canciller alemana ha aceptado que la contribución privada al rescate de Grecia sea "voluntaria". Este cambio de actitud in extremis facilita la resolución de un problema que ha planteado muchos quebraderos de cabeza a las Bolsas en las últimas semanas.

La reacción a la noticia era evidente: muerto el perro, se acabo la rabia. Las plazas europeas disparaban la cotización y anotaban avances. También Wall Street participaba de la fiesta y arrancaba el viernes con subidas. Sin embargo, con el devenir del día, los principales selectivos perdieron fuelle.

El bache de la media sesión encontraba argumentos en la rebaja de las previsiones económicas que hoy publicó el FMI. La economía internacional crecerá en 2011 un 4,3%, una décima menos de lo pronosticado el pasado mes de abril. Para el Fondo, este recorte está explicado, en parte, por el débil comportamiento de Estados Unidos, cuyas previsiones anuales se reducen en tres décimas, hasta el 2,5%.

DOW JONES 34.580,08 -0,17%

En la agenda macro del viernes también hubo hueco para factores de desánimo. Así, el indicador de confianza elaborado por la Universidad de Michigan cayó, decepcionando las expectativas. En el primer registro de junio, se coloca en 71,8 puntos, frente a los 74 puntos previstos por los expertos y desde los 74,3 calculados en el periodo anterior.

El índice de indicadores líderes, por el contrario, sube un 0,8% en mayo, rebasando las expectativas de los analistas que adelantaron un alza del 0,3%. El dato supera con mucho el registro precedente, cuando cayó un 0,4%.

Con todo, siendo este viernes la jornada trimestral de vencimiento de futuros -la llamada cuádruple hora bruja-, la volatilidad de los índices norteamericanos era más que previsible. Al cierre de la jornada, el Dow Jones, que recupera el soporte de los 12.000 puntos (12.004), gana un 0,36% y el S&P 500 asciende un 0,30% (1.271 enteros). El Nasdaq, sin embargo es incapaz de conservar el buen tono de la apertura por el 'efecto RIM' y pierde un 0,28% (2.616 puntos).

Empresas

En el ámbito empresarial, Research in Motion (RIM) acaparó el foco de atención y no precisamente para bien. Las acciones del fabricante de BlackBerry caen un 21%, después de anunciar que ganó un 9,6% menos en el primer trimestre de su ejercicio fiscal y que recortará su plantilla.