Investigación

Células solares para móviles

El ingeniero Javier Goicoechea ha desarrollado dispositivos para convertir la luz del sol en electricidad para la recarga de pequeñas baterías.

A veces, el talento innovador universitario se convierte en empresa. Así ha ocurrido con Nanoresist, una spin off de la Universidad Pública de Navarra (UPNA), que se dedicará a la aplicación industrial de la investigación, desarrollada en los últimos dos años, por el ingeniero pamplonés Javier Goicoechea, gracias a una beca de la Fundación Fuentes Dutor, que gestiona su Colegio profesional.

Goicochea ha investigado la fabricación de células fotovoltaicas orgánicas mediante técnicas de bajo coste, más ligeras y flexibles. El resultado han sido dispositivos que utilizan polímeros y nanopartículas para convertir la luz del sol en electricidad, permitiendo la fabricación a un coste mucho más barato que el de las células fotovoltaicas convencionales y aportando una mayor ligereza y flexibilidad.

Estos nuevos dispositivos tendrán su utilidad más inmediata en la recarga de baterías de una variada gama de aparatos electrónicos, como teléfonos móviles, ordenadores portátiles o libros electrónicos. Goicochechea trabaja también en otras líneas de aplicación, como la fabricación de nuevos sensores de fibra óptica para aplicaciones biomédicas y medioambientales.

La investigación desarrollada por el ingeniero navarro ha detectado distintos tipos de polímetros y nanopartículas para la fabricación de las células fotovoltaicas y construido varios prototipos de laboratorio que demuestran la generación de electricidad a partir de la luz y su integración en procesos de producción a bajo coste y con impacto ambiental muy reducido. La confirmación del bajo coste final de las células solares orgánicas haría posible su futura utilización para la generación de electricidad.

Nanoresist se ha integrado en el programa de Empresas Innovadoras de Base Tecnológica (IIBT) , que gestiona el Centro Europeo de Empresas de Innovación de Navarra (CEIN)