Eleva su dividendo más de un 13%

Marks & Spencer gana un 14,4% más en su último ejercicio fiscal

La cadena de almacenes británica Marks & Spencer obtuvo en su ejercicio fiscal 2010/2011 un beneficio neto de 598,6 millones de libras (686,3 millones de euros), un 14,4% más en comparación con los 523 millones de libras (599,6 millones de euros) que ganó en su ejercicio fiscal anterior, según informó la compañía en un comunicado, en el que anuncia además un incremento del dividendo de más del 13%.

La facturación del grupo británico alcanzó en su último año fiscal, que concluyó el pasado 2 de abril, los 9.740 millones de libras (11.167 millones de euros), un 2,1% más en relación a los 9.536 millones de libras (10.934 millones de euros) que ingresó en su ejercicio anterior.

Por regiones, la facturación aumentó un 1,2% en el Reino Unido, hasta los 8.700 millones de libras (9.975 millones de euros), mientras que en su división internacional sus ventas se mantuvieron estables en torno a los 1.000 millones de libras (1.146 millones de euros).

El consejero delegado de Marks & Spencer, Marc Bolland, destacó el "buen año" registrado por la compañía, con las ventas y los beneficios por encima de los del ejercicio anterior pese a un "entorno difícil". Además, señaló que ya se han realizado progresos en su plan presentado en noviembre para convertir M&S en una minorista "internacional y multicanal".

Por su parte, el presidente de M&S, Robert Swannell, anunció que, tras el buen comportamiento registrado este año, el consejo de administración ha aprobado un dividendo final de 10,8 peniques por acción, un incremento del 13,7%, y que eleva el dividendo anual hasta los 17 peniques por acción, un 13,3% más.