Fitch mejora de 'negativa' a 'estable' la perspectiva del 'rating' de OHL

Destaca la internacionalización y el negocio concesional del grupo.

Fitch ha mejorado desde 'negativa' a 'estable' la perspectiva del 'rating' de 'BB-' que tiene asignado a la deuda a largo plazo del grupo de construcción, servicios y concesiones OHL, según informó la agencia de calificación, que de esta forma descarta una eventual rebaja.

La firma considera que la estructura financiera de la compañía que controla y preside Juan Miguel Villar Mir mejorará este año y el que viene gracias al incremento de su cartera de obra internacional y el reforzamiento de su negocio de concesiones, que en su mayor parte también se desarrolla en el exterior.

Fitch confirmó además los 'ratings' que tiene asignados a la deuda a largo plazo ('BB-') y a corto plazo ('B') del grupo, después de que cerrara el ejercicio 2010 con un ratio de endeudamiento sobre Ebitda de 3,5 veces.

La agencia indica que este ratio está dentro de sus criterios para mantener la referida calificación que tiene concedida a la deuda a largo plazo de OHL.

Según explicó, si bien se trata de una cota considerada de "relativo riesgo" para una empresa constructora, también indica que es preciso considerarla en la estrategia de largo plazo de la compañía, consistente en elevar el peso de su negocio concesional.

Para Fitch, los grupos de concesión de infraestructuras pueden soportar un mayor endeudamiento que las constructoras, dado el mayor periodo de maduración de los activos de infraestructuras que gestionan.

La agencia considera que la compañía controlada por Villar Mir ha dado los "primeros pasos" para convertirse en un grupo concesional. "Ficth continuará vigilando la evolución de los negocios de la compañía y ajustará sus calificaciones en función del peso del negocio concesional", concluye la firma.