Ya hay inversores interesados

Abertis lleva a su consejo la segregación de Saba

Abertis discute en la reunión del consejo de administración, que tiene lugar a lo largo de esta tarde, el modo en que será presentada ante sus accionistas la segregación del negocio logístico y de aparcamientos englobado en Saba Infraestructuras. La compañía que preside Salvador Alemany llevará a la junta del mes de junio el dividendo extraordinario, en efectivo o en títulos de la nueva Saba, con que se recompensa a los accionistas ante por fragmentación del grupo de infraestructuras.

Los consejeros de Abertis están debatiendo a lo largo de esta tarde el orden del día de la junta general prevista para el próximo mes de junio. Entre los puntos más calientes figura la segregación de Saba, entidad que reúne los negocios de logística y los aparcamientos, así como la fórmula a través de la que serán remunerados cada uno de los partícipes de la compañía ante la pérdida de volumen de la misma. Todo parece indicar que el consejo maneja una primera valoración de la futura Saba Infraestructuras, que conducirá en el día a día el actual director general de negocios y operaciones de Abertis, Josep Martínez Vila, y que presidirá el propio Salvador Alemany, primer ejecutivo de Abertis

Como ha avanzado ya la empresa, sus accionistas tienen abierta la puerta del capital de la nueva Saba, recibiendo acciones de la misma, o pueden cobrar un dividendo extraordinario en efectivo. Fuentes del mercado dan por hecho que La Caixa será partícipe de referencia de la firma de aparcamientos y parques logísticos, y es probable que la propia Abertis tome parte en Saba. ACS y CVC, con un 25,7% conjunto en Abertis, no han dado pistas aún sobre su decisión.

Fuentes cercanas a la operación creen que entraría dentro de lo previsible que estos dos últimos partícipes optaran por el dividendo en efectivo. CVC empezaría a rentabilizar su reciente entrada en la operadora de infraestructuras, mientras el grupo de construcción haría caja para afrontar su último esfuerzo económico para alcanzar el 51% del grupo germano Hochtief.

Según la agencia Efe ya hay inversores interesados en participar en la empresa que saldrá próximamente del perímetro de consolidación de Abertis. En concreto se especula con dos grupos, el primero de ellos formado por Torreal (holding inversor de Juan Abelló) y Proa Capital (ex directivos de N+1), y el segundo integrado por Magnum Capital (liderado por Ángel Corcóstegui) y Mútua Madrileña. Las fuentes manejadas por la agencia tasan Saba Infraestructuras en unos 900 millones de euros incluida su deuda.