Firman la Declaración de Madrid

La abogacía mundial pide el estatus de letrado para el abogado de empresa

Decanos de la abogacía de todas partes del mundo se darán cita hoy y mañana en Madrid para debatir algunos de los temas jurídicos más candentes del momento. El derecho a la libre circulación de trabajadores en el Mediterráneo, el secreto profesional o la situación de los abogados de empresa serán algunos de ellos.

Representantes de Colegios de Abogados de diferentes países
Representantes de Colegios de Abogados de diferentes países

En la inauguración del III Encuentro Abogacía y Derechos Humanos en la Sociedad Global, el decano del Colegio de Madrid, Antonio Hernández-Gil, ha manifestado la necesidad de que "el abogado de empresa, que ejerce como tal, siga teniendo el mismo estatus que tiene cualquier otro tipo de letrado". Así se perfila en el ordenamiento jurídico español, diferente a lo que ocurre en Francia, donde "prevalece la dependencia laboral".

"Entendemos que el abogado de empresa debe mantener la independencia de criterio", aclara el decano de los abogados madrileños. Por su parte, Mario Stasi, que durante años ha sido el máximo responsable del Colegio de Abogados de París, se mostró a favor de que Francia adoptará también esta misma fórmula y añadió que "esto podría cambiar en breve" en el país galo.

Inmigración

El encuentro también ha servido para proclamar la Declaración de Madrid, firmada por la Unión de Colegios de Abogados del Mediterráneo, en donde se expresa la "preocupación por las tendencias regresivas en materia de libertad de movimientos e integración social de los extranjeros, y su firme apoyo a la democracia y a la solidaridad en el espacio geográfico y cultural del Mediterráneo".

Hernández-Gil apuntó que "la abogacía debe estar siempre del lado de las víctimas y de la defensa de los derechos humanos". "Yo creía que el progreso de la historia se encaminaba a la eliminación de las fronteras, pero ver estos síntomas de regresión me resulta preocupante", advirtió respecto al replanteamiento de los Acuerdos de Schengen por parte de la Unión Europea.

Junto a estos temas, también se trataron otros como el secreto profesional en la profesión de abogados, que calificaron de "derecho esencial para la abogacía". Stasi señaló que también en Francia se pone de ejemplo el modelo español cuando se habla de la asistencia al detenido.

Los abogados tratarán mañana sobre la responsabilidad de la abogacía, con la asistencia del decano del Colegio de Abogados de Senegal, Alioune Badara Fall, el decano del Colegio de Abogados de Mauritania, Ahmed Salem Bouhoubeyni, la directora del Institute for Human Rightss ande Development in Africa, Sheila Keethararuth y moderará el gerente de Casa África, José Luis Márquez.

En una segunda mesa sobre "Nuevas necesidades y retos futuros en materia de inmigración", moderada por Francisca Sauquillo, intervendrán José María Cueto, jurista consultor internacional ante la Unión Europea, Phillippe Moriceau, vicepresidente de Abogados Sin Fronteras Francia y Atanas Politov, director de la oficina de Budapest del PILnet.