La fusión de Iberia y British, "sin broncas"

Walsh: "El crudo y el tráfico doméstico español, los mayores problemas de IAG"

El consejero delegado de IAG aseguró el viernes a este diario que "2011 será mejor que 2010" tras anunciar que la fusión Iberia-British tuvo un resultado positivo de 33 millones después de impuestos (pérdidas operativas de 102) de enero a marzo. Willie Walsh considera "el alza del crudo y la debilidad del tráfico doméstico español los mayores problemas de IAG".

Walsh: "El crudo y el tráfico doméstico español, los mayores problemas de IAG"
Walsh: "El crudo y el tráfico doméstico español, los mayores problemas de IAG"

Willie Walsh, consejero delegado de IAG, y Rafael Sánchez Lozano, consejero delegado de Iberia, conforman la línea de ataque del nuevo gigante aéreo mundial nacido de la fusión de la empresa española con British Airways. Ambos se mostraban muy optimistas el viernes tras anunciar los primeros resultados trimestrales reales de IAG con una cara amable (33 millones de beneficios después de impuestos) y una cruz llevadera (102 millones de pérdidas operativas).

Walsh dijo a CincoDías que se siente satisfecho con los resultados trimestrales. "No se trata de que sean buenos o malos. Lo importante es que van en la dirección adecuada". En un tono distendido, quiso alejarse de cualquier euforia: "puedo asegurarle que nuestra aspiración es ganar más dinero y, en todo, caso somos conscientes de que hay un trabajo ingente por hacer".

Como nota más optimista señaló "la salud del mercado de negocios o Premium. Está creciendo con fuerza, sobre todo en los vuelos a Estados Unidos". En todo caso, en todas las áreas geográficas "este tráfico de mayor valor tiene un buen comportamiento", lo que es extensible a América Latina.

IAG 7,58 -1,71%

En sentido contrario, la gran preocupación de IAG en su primer trimestre de vida es "la evolución de los precios del crudo y la gran debilidad de los mercados domésticos" nacionales, especialmente del español.

En su opinión, el parón del tráfico interior es menos preocupante para British por que tiene muy poca influencia en su volumen de negocio y en sus resultados. En el caso de Iberia el panorama es diferente, aunque Rafael Sánchez Lozano recuerda que su peso en el balance de la aerolínea española "no supera el 15%".

"No desvelamos ningún secreto si decimos que la aportación de tráfico doméstico y europeo es el gran problema de Iberia y que desde IAG estamos empeñados en provocar un cambio en el modelo que mantenemos hasta la fecha y que no pararemos hasta lograrlo".

Aunque en el momento de mantener la conversación con los dos directivos del grupo aéreo el precio del barril de petróleo había caído hasta 108 dólares, ni Walsh ni Sánchez Lozano se hacían demasiadas ilusiones. "Para las compañías aéreas cualquier caída en la tarifa del crudo es un motivo de alegría, una gran satisfacción. La actual tendencia a la baja es muy reciente, incluso tenemos que ver como abre el mercado en Estados Unidos".

Por ahora, afirma Walsh, seguimos la evolución del precio del crudo "con la máxima de las preocupaciones. Uno de nuestros grandes retos y la principal incógnita, no solo de IAG sido de cualquier aerolínea, es encontrar la fórmula para poder seguir en el negocio conviviendo con estos precios del combustible y con esta evolución ascendente".

El consejero delegado de IAG niega que tenga la sensación de que hace un año el mercado aéreo tuviera más brío que en este momento. "En realidad estoy persuadido de que 2011 va a ser mejor que 2010". Las sombras, reitera, son el precio del combustible y la debilidad del tráfico domestico. Por el contrario ve "tres soportes que nos indican que podemos obtener uno buenos resultados y un mejora ejercicio: la clase y el negocio premium, la actividad de carga y la buena evolución de los costes".

Walsh está contento con la marcha de la fusión: "trabajamos muy a gusto". Sánchez Lozano es más contundente: "Con esta fusión hemos roto moldes. En todas las fusiones siempre hay bronca y yo que he participado en algunas, puedo decirlo con conocimiento de causa. El otro día comentaba con Antonio Vázquez (el presidente de Iberia e IAG) que el nivel de entendimiento que hemos logrado es satisfactorio y el nivel de broncas mínimo. Estoy seguro que vamos a hacer grandes cosas".

Las cifras

3.636 millones de euros fue la cifra de facturación trimestral de IAG entre enero y marzo.

15,88 millones de pasajeros fueron transportados en los aviones del grupo aéreo, un 6,8% más que en el ejercicio precedente.

12,2% aumentó la oferta del grupo hasta marzo , sin que ello haya supuesto un incremento de plantilla ni de flota.