Tras la reunión de urgencia de los líderes europeos

La zona euro confirma la renegociación del rescate de Grecia

El presidente del Eurogrupo (ministros de Economía de la zona euro), Jean-Claude Juncker, ha confirmado que la zona euro deberá renegociar el rescate de Grecia, tras el fracaso de un primer plan, aprobado el año pasado y que ofreció a Atenas préstamos por valor de 110.000 millones de euros a cambio de un brutal ajuste fiscal.

Vista del Partenón en Atenas.
Vista del Partenón en Atenas.

"Pensamos que Grecia necesita un nuevo programa de ajuste", señaló Juncker tras una reunión de emergencia celebrada el viernes por la tarde en Luxemburgo entre Grecia y los cuatro principales socios de la zona euro (Alemania, Francia, Italia y España), la Comisión Europea, representada por el comisario Olli Rehn, y el Banco Central Europeo por medio de su presidente, Jean-Claude Trichet..

Los gobiernos participantes, incluido el español, negaron el viernes la existencia de dicho encuentro, pero la revista alemana Spiegel alertó de la cita en su página web. Fuentes del Gobierno de Luxemburgo han asegurado hoy que estuvo presente la ministra española, Elena Salgado, aunque su departamento aún no lo ha confirmado.

La reunión abordó, entre otros asuntos, la insostenibilidad de la economía griega y la necesidad de ampliar o prolongar los préstamos concedidos para evitar la reestructuración de la deuda, una hipótesis que el BCE ha calificado de devastadora para la estabilidad financiera de la zona euro.

El ministro griego de Finanzas, George Papaconstantinou, en un comunicado, situó la reunión "en el contexto de las conversaciones entre los ministros de Finanzas de la zona euro que participan en el G-20" y negó tajantemente que se hubiera abordado la salida de su país de la Unión Monetaria, como había sugerido Spiegel.

La cita coincide con la presencia en Atenas de los funcionarios de la Comisión, el BCE y el FMI encargados de realizar la cuarta revisión del plan de ajuste griego como paso previo a la liberación de la quinta entrega del préstamo, prevista para el próximo mes y cifrada en 15.000 millones de euros (8.700 millones de los socios del euro y 3.300 del FMI).

Los funcionarios, según fuentes comunitarias, han comprobado ya que el plan no permitirá a medio plazo que Grecia haga frente a sus obligaciones financieras por sí misma, lo que obligará a la zona euro a ampliar sus préstamos o a prolongar la madurez.

Grecia ya ha recibido 53.000 millones de euros de los 110.000 prometidos. La aportación española hasta el mes de enero ascendió a 3.415 millones de euros, a los que habría que añadir unos 1.300 millones de la entrega de marzo y otros 1.000 millones en la de junio.

El nuevo plan se discutirá en la reunión oficial del Eurogrupo del próximo día 16 en Bruselas. La negociación se prevé difícil porque la cita secreta del viernes ha causado un profundo malestar en países como Holanda, ya de por sí reticentes a las operaciones de rescate que se han puesto en marcha.