En abril suma un 2,85%

Primavera en el Ibex: acumula un 10,3% en el año

La Bolsa española ha mostrado en abril que es posible remontar el vuelo. El Ibex ha ganado un 2,85% mensual, con lo que sitúa las ganancias anuales en el 10,3%.

Buena semana, buen mes y mejor año. En todos los casos el saldo es positivo para un Ibex que ha sabido emprender el vuelo de nuevo. El selectivo español ha sumado un 2,78% en las últimas cinco jornadas. En abril, las ganancias son del 2,85% y desde enero acumula ya un 10,3%. Con este saldo anual, la Bolsa española se convierte en la más rentable de Europa en el año.

Y es que los resultados empresariales están ayudando a suavizar las tensiones creadas por la guerra en Libia, la alarma nuclear en Japón o los máximos del petróleo. A uno y otro lado del Atlántico, las empresas están haciendo públicos sus balances y muchos analistas consideran que es precisamente el frente microeconómico el que permitirá a la Bolsa española romper los deseados 11.000 puntos.

Como ingrediente añadido, la prima de riesgo española ha conseguido retroceder terreno y disipar temores. El riesgo país de España ha alejado el fantasma de la reestructuración de la deuda griega y se ha situado en 205 puntos básicos, lo que ha vuelto a poner de manifiesto que el mercado ya distingue a la perfección entre la economía española y otras economías periféricas.

IBEX 35 8.118,80 -0,56%

En el mercado español, algunas compañías han sabido beneficiarse de las ganas de comprar de los inversores. Desde que empezó el año, valores como Sacyr Vallehermoso, Acciona y Mapfre se han convertido en los más rentables, mientras que otros como Técnicas Reunidas, Amadeus o Telecinco han acusado las ventas y han optado por los números rojos.

En el mercado de divisas, la comparecencia del presidente de la Fed, Ben Bernanke, que ha afirmado que "probablemente" no habrá subida de tipos antes de septiembre, no ha conseguido reforzar al dólar y el euro se ha hecho más fuerte. La divisa europea se cambia a ya 1,4822 dólares, evidenciando a un billete verde que se debilita por momentos.