Víctor Pascual. Presidente de la DOC Rioja

"Crecerá la oferta de actividades lúdicas en las bodegas"

El presidente del Consejo Regulador de la DOC Rioja recuerda que el consumidor del vino suele guiarse por los consejos de amigos y prescriptores.

¿Por qué las bodegas están apostando por diversificar sus actividades hacia la hostelería?

En general, no se trata de una orientación de las bodegas hacia la prestación de servicios de hostelería, que salvo en casos muy puntuales no es su negocio. Es a partir del desarrollo del enoturismo cuando se están incorporando en algunas bodegas este tipo de servicios hoteleros y de restauración, habitualmente prestados por empresas especializadas.

La Rioja cuenta con un gran número de experiencias en materia de enoturismo en comparación con otras denominaciones. ¿Por qué?

Es la denominación líder en España, con un 40% de cuota de mercado de los vinos de calidad y con más de 600 bodegas comercializadoras. Por ello, es lógico que también esté liderando esta estrategia de diversificación con importantes inversiones en arquitectura y servicios orientados al enoturismo.

¿Qué dificultades entraña la gestión de un establecimiento hotelero para las bodegas?

Al ser un negocio totalmente diferente al bodeguero, la gestión suele encomendarse a empresas especializadas, o separarse de la gestión de la bodega.

¿Qué ventajas representa para la bodega dar a conocer a los consumidores los procesos de fabricación de sus vinos?

Permite que el consumidor valore más todo lo que hay detrás de un gran vino. Es una experiencia que genera fidelidad hacia la marca y que los consumidores transmitirán a sus conocidos y amigos, que se convierten así en prescriptores de la marca.

¿Cree que la tendencia a crear hoteles vinculados a bodegas de renombre irá en progresión?

Es muy difícil preverlo. Lo que sí se expandirá mucho más es la oferta de actividades lúdicas en las bodegas.