La temporada de resultados ya ha dado el pistoletazo de salida

Las empresas que primero levantarán el vuelo en las cuentas de resultados

El consenso espera una mejora de ventas del 4% para las compañías del Ibex este año y una caída de beneficios del 10,8% por la ausencia de extraordinarios.

Llega la hora de la verdad para las empresas españolas. La temporada de resultados ya ha dado el pistoletazo de salida y a medida que cobre ritmo en las próximas semanas los inversores empezarán a hacerse una idea de cuáles serán las empresas que mejor resisten la crisis. Banesto, Bankinter o Enagás han dado ya las primeras pistas de un año que se perfila complicado. La debilidad de la recuperación económica, la austeridad del Estado, un consumo renqueante a nivel nacional y un mercado inmobiliario que continúa purgando los excesos del pasado complican la generación de resultados a nivel nacional. Los expertos no esperan demasiadas alegrías. De llegar, volverán a venir de la pujanza del negocio exterior y en menor medida de los recortes de gastos o extraordinarios, dos partidas que sí sirvieron para catapultar las cuentas de resultados en 2010.

La clave estará en ver si realmente ha pasado ya lo peor y el cambio de ciclo empieza a atisbarse también en las cuentas, bien por una estabilización de los negocios -que en algunos casos significará pérdidas menores- o bien porque ya se empieza percibir una recuperación más sólida de las ventas.

"La atención va a estar centrada en la evolución de los ingresos. El ciclo de crecimiento ya ha empezado a andar y en lo que se fijará ahora el mercado es en la sostenibilidad de las ventas. Los ingresos ayudarán a dar una idea de la fortaleza de los resultados. Mientras se puedan mantener darán continuidad a los márgenes y finalmente repercutirá en los beneficios", explica Alberto Roldán, director de análisis de Inverseguros.

Las empresas españolas consiguieron volver a incrementar beneficios el pasado ejercicio después de dos años de caídas como consecuencia de la crisis. Las compañías del Ibex ganaron 51.648 millones de euros, un 24,4% más que en 2009, pero una cifra aún alejada de los 54.567 millones de euros de 2007, año que concluyó con cifras récord. Los resultados extraordinarios y la fortaleza del negocio exterior fueron los dos motores que impulsaron las cuentas y ayudaron a compensar la debilidad del negocio doméstico. La reducción de gastos gracias a los ajustes de plantilla, la contención salarial o la externalización de servicios también se reflejaron en los resultados de explotación, al tiempo que una parte de la mejora, aunque más tímida, también se dio por la mayor rentabilidad de los negocios. Resultará decisivo comprobar si este capítulo continúa mejorando y en qué empresas lo hace con mayor vigor. Precisamente se espera que las más ligadas al ciclo experimenten las mayores mejoras puesto que será en ellas donde la comparativa jugará más a su favor.

Eso sí, muchos advierten que los repuntes deberían darse más en la segunda mitad del año. "Los resultados de 2011 van a seguir más flojos en la primera parte del año porque si hay una mejora económica será mayor a final del ejercicio. Los datos de consumo privado no van a ser brillantes en el primer trimestre y mientras la vivienda siga cayendo los hogares continuarán perdiendo riqueza, lo que frenará el gasto", explican desde el departamento de análisis de una firma extranjera.

Este año el consenso de mercado espera que los ingresos de las empresas del Ibex aumenten un 4,27%, pero se prevé que el beneficio neto caiga un 10,82%, hasta los 46.061 millones de euros, según estimaciones recopiladas por Factset. Las ganancias extraordinarias de empresas como Endesa, Ferrovial, Repsol o Telefónica en 2010 y que ya no se repetirán este año explican en buena medida la previsión de caída de beneficios para este ejercicio, aunque también es cierto que en los últimos meses, a medida que ha ido avanzando 2011, las expectativas del consenso han ido empeorando. Y es que a principios de año tan solo se esperaba una caída del beneficio neto del orden del 3,1%.

Con todo, los expertos esperan que el 60% de las empresas del Ibex gane más este año y de ellas se prevé que 14 consigan mejorar el resultado neto en más de un 12%. IAG, Telecinco, Acerinox, Técnicas Reunidas, Gamesa, Grifols, ArcelorMittal, Abertis, Red Eléctrica, OHL y Santander son las empresas que mayores papeletas tienen de despuntar este ejercicio, según Factset. Mientras, en el polo opuesto, se situarían Ferrovial, Ebro Foods, Endesa, Repsol, ACS, Sabadell, Telefónica, FCC o Popular, compañías para las que se esperan caídas de beneficio de entre el 12% y el 95% (ver cuadro).

"El crecimiento de resultados va a venir de fuera. El mercado español sigue débil y las empresas menos expuestas saldrán favorecidas. Cada vez hay más compañías menos expuestas al negocio doméstico y todas mandan el mensaje de que la actividad es cada vez más internacional", explica Juan José Fernández-Figares, director de análisis de Link Securities.

El negocio doméstico, de hecho, cada vez pesa menos y el pasado ejercicio el 54,2% de las ventas de las empresas del Ibex se generó fuera de España. Una cifra que los expertos prevén aumente por los esfuerzos de expansión que están realizando las empresas. Latinoamérica, y en particular Brasil, se convirtió en un importante motor del beneficio el pasado año para las empresas con exposición a la región. Un área que se espera siga contribuyendo.

Debilidad en el negocio doméstico

De momento, el arranque de la temporada de resultados ha dejado claro que el negocio doméstico efectivamente sigue siendo el talón de Aquiles. Banesto, el primero en publicar sus resultados trimestrales, reflejó una caída de los márgenes del negocio, un aumento de la morosidad, un descenso de la concesión de créditos y una reducción del colchón de provisiones genéricas. La entidad ganó 169,5 millones de euros, un 19,9% menos. La buena noticia es que aun así los analistas consideraron los resultados positivos por la mejora del margen de intereses respecto a trimestres anteriores o la captación de nuevos clientes.

La lectura que dejaron los resultados de Bankinter fue similar. La entidad ganó un 26% menos, hasta 48,6 millones, y a pesar de que también sufrió una caída de los márgenes envió un mensaje de optimismo al asegurar que aprecia un cambio de tendencia. Prevé ganar un 20% más este ejercicio. Una cifra, eso sí, muy alejada del 6,6% que maneja el consenso para la entidad.

"Lo más significativo es que todo indica que los márgenes se han estabilizado en los bancos. Al menos es un respiro porque van a seguir con las dotaciones", avisa Nicolás López, director de análisis de M&G Valores.

El aumento de la morosidad -en febrero alcanzó el 6,19% para situarse en el nivel más alto en 16 años-, la caída de los márgenes de intermediación como consecuencia del parón del negocio crediticio y la batalla por captar pasivo -una guerra que ha llevado a las entidades a remunerar los depósitos a tipos de hasta el 4,5%- seguirán marcando la evolución de los resultados este ejercicio. Un año que también vendrá condicionado por el efecto que tenga el aumento de los tipos de interés tanto en la mora como en los resultados del sector, así como por la reestructuración del sistema financiero español o el cumplimiento de los nuevos requisitos de solvencia.

La próxima semana Pastor, Sabadell y Santander presentarán sus resultados y la primera de mayo será el turno de BBVA o Popular. Las expectativas son de caídas de beneficios de mayor calado para los bancos domésticos con una resistencia mayor para los dos grandes por su diversificación geográfica.

El efecto del aumento de las materias primas será otro impacto que también se analizará durante la temporada de resultados. Las estimaciones de consenso de Factset para el trimestre apuntan a una subida del beneficio del 55% en el trimestre para Repsol, que mostrará sus cuentas el día 12. Habrá que ver también como afecta la subida del crudo a IAG, la empresa resultante de la fusión de Iberia y British Airways que publica sus resultados el 6 de mayo, o a otras como Inditex o Ebro. Iberdrola los dará a conocer el día 5 y Telefónica el 13.

El trimestre ayudará a dar pistas pero habrá que esperar para ver un efecto final más fiable. Enagás, sin ir más lejos, empresa que ganó 86 millones en el primer trimestre, un 4,8% más, ya ha avisado que los ingresos irán mejorando con el transcurso de los trimestres por la incorporación de activos, una tendencia que no se debe descartar tampoco en el resto de sectores por una previsible mejora de la demanda.

Las claves a tener en cuenta

1. Estacionalidad. Los resultados del primer trimestre darán una idea de cómo se desenvolverá el año pero no serán un termómetro del todo fiables. En muchos sectores 2010 fue de más a menos por lo que la comparativa con el primer trimestre del año anterior dará unos resultados peores, una situación que previsiblemente irán mejorando a lo largo del año si efectivamente se tocó fondo a final de 2010.

2. Extraordinarios. Fueron la gran baza de 2010. Telefónica ganó 10.167 millones en 2010, un 30,8% más, un resultado que se vio impulsado por el impulso contable de más de 3.000 millones que supuso la revalorización de su participación inicial en Vivo. Repsol se vio apoyado por plusvalías de unos 2.700 millones por la venta de su filial brasileña a Sinopec. Endesa se anotó unos 2.160 millones por desinversiones en 2010, mientras que Ferrovial fue otra que se benefició de la venta de activos. Partidas que no contarán tanto este año.

3. Ingresos. Será la clave a vigilar pues dará una idea de la sostenibilidad del negocio a más largo plazo.

Las compañías ligadas al ciclo económico lideran las mejoras

Un repaso a las previsiones de resultados para las empresas del Ibex refleja que las mayores expectativas de mejora se concentran en las más ligadas al ciclo económico.

IAG

La empresa, resultado de la fusión de Iberia y British Airways, cuenta con las mayores expectativas de mejora. El consenso espera que obtenga un beneficio neto de 357 millones de euros, lo que supondría un aumento del 257%. La comparativa, en cualquier caso no es del todo exacta puesto que la fusión se completó a finales del pasado ejercicio. Está por ver, en cualquier caso, si los ahorros de costes y sinergias van dando sus frutos, así como el impacto del aumento del precio del petróleo.

Telecinco

Las perspectivas pintan bien para Telecinco. El consenso espera que obtenga un beneficio neto de 250 millones este año, un 254,4% más. Los expertos prevén que la integración con Cuatro tenga un impacto positivo en los resultados. Al mismo tiempo se prevé que la publicidad continúe mejorando este ejercicio, variable clave que impulsó los resultados el pasado ejercicio tras la eliminación de la publicidad en TVE.

Acerinox

La recuperación de la demanda de acero inoxidable es la clave detrás de las buenas expectativas que se manejan para la compañía. El consenso espera un aumento del beneficio del 109,2%. ArcelorMittal también está entre las empresas con mejores expectativas; se prevé que mejore el beneficio un 32% gracias a los mayores volúmenes de venta previstos. La compañía rompió la racha de noticias decepcionantes a final de 2010 y prevé un segundo trimestre mejor que el primero.

Gamesa

Después de las fuertes caídas de beneficios de los últimos años, en 2010 sufrió una caída del beneficio del 56%. Para este año se baraja que despunte con una subida del 35%. Acaba de firmar una alianza con la china Longyuan.