Consecuencias del terremoto

Toyota no recuperará la producción normal hasta diciembre

Toyota espera que la producción vuelva a niveles normales en diciembre, después de que el terremoto de Japón haya interrumpido la cadena de producción de la empresa nipona.

Un trabajador pasa por delante del logo de Toyota en la central de la empresa en Tokio.
Un trabajador pasa por delante del logo de Toyota en la central de la empresa en Tokio.

El mayor productor de automóviles del mundo se ha visto obligado a recortar la producción como consecuencia del terremoto y el tsunami de Japón el 11 de marzo. La paralización de algunas plantas y de los transportes ha interrumpido la cadena de suministro, y la empresa empezará a elevar la producción a partir de julio en Japón y a partir de agosto.

En todo caso, no recuperará el ritmo normal hasta diciembre como pronto, anunció ayer. El presidente considera que hay al menos 150 componentes cuyas existencias están en niveles críticos. La empresa calcula que hasta la fecha ha dejado de fabricar 260.000 coches en Japón y otros 35.000 en Estados Unidos.

Las plantas estadounidenses estarán cerradas los lunes y los viernes, y operarán al 50% el resto de la semana, al menos hasta inicios de junio. En China, la producción está al 50% y ha estado al 30%. La producción eléctrica se ha reducido en Japón un 8% y todavía hay riesgo elevado de apagones, por lo que el sector del automóvil está considerando distintas medidas de ahorro energético.