Mediante un acuerdo con los acreedores

Grecia baraja extender el vencimiento de su deuda, según la prensa

El Gobierno griego estaría discutiendo la posibilidad de una reestructuración voluntaria de la deuda vía un acuerdo con los acreedores, según publica la prensa helena.

El ministro de Finanzas griego, George Papaconstantinou (izquierda), da la bienvenida al comisario europeo de Asuntos Económicos, Olli Rehn.
El ministro de Finanzas griego, George Papaconstantinou (izquierda), da la bienvenida al comisario europeo de Asuntos Económicos, Olli Rehn.

Grecia estaría considerando una reestructuración de la deuda a través de la extensión de los vencimientos, según las informaciones publicadas el viernes por dos periódicos helenos.

De acuerdo con el rotativo Ta Nea, que denomina a esta opción "reestructuración de terciopelo", la operación consistiría en la prórroga de los plazos y en un acuerdo voluntario con los acreedores para modificar los términos del pago.

Por su parte, el periódico Isotimia señala que el gobierno podría buscar prolongar los vencimientos por un plazo medio de cinco años. Esto sucedería también tras un acuerdo con los acreedores, expica el medio citando fuentes gubernamentales. Añade que no se ha tomado ninguna decisión y que las conversaciones están en un nivel informal.

Ambas informaciones se producen a pesar de los insistentes desmentidos oficiales sobre la posibilidad de una reestructuración de la deuda de Grecia. Este fue el primer país en recibir ayuda financiera de la UE y el FMI. De hecho, el minsitro de financas George Papaconstatinou apuntó el miércoles que el país planea emitir bonos en 2012. Actualmente Gsolo emite deuda a corto plazo.

Los mercados consideran verosímil la posibilidad de un rescate. El bono heleno a dos años cotiza a un tipo de interés del 22%, lo que supone que se puede comprar en el mercado a un 74% de su valor nominal. La deuda 10años ronda el 14% de interés y cotiza al 59% del nominal. En los últimos días, en todo caso, los mercados han castigado especialmente a la deuda de plazos más cortos, lo que implica temor a una reestructuración inminente.

El CDS griego cotiza a 1.300 puntos, lo que significa que para proteger una inversión de 10.000 euros en deuda helena a cinco años hay que pagar 1.300 euros cada año.