La prima de riesgo española se dispara a 230 puntos y el Ibex cae un 2%

Standard & Poor's pone la puntilla al Ibex

Las dudas sobre la solvencia de EE UU expresadas por la calificadora S&P han dado la puntilla a las Bolsas europeas en una jornada en la que el temor a una nueva crisis de deuda ha lastrado a la renta variable. El Ibex ha caído un 2,02 % y la prima de riesgo se ha encaramado a los 230 puntos.

"Si algo puede salir mal, saldrá mal". La ley de Murphy se ha cumplido hoy en la renta variable. Una apertura negativa se ha convertido en mala tras una decepcionante subasta del Tesoro. Pero el anuncio de que la agencia de calificación Standard & Poor's decidía poner en perspectiva negativa la nota de EE UU, lo que suele implicar una rebaja en el corto plazo, ha convertido la tarde en desastrosa. Un desastre que ha cerrado con una caída del 2,02% que le ha situado en los 10.344 puntos, claro está con el sector financiero liderando el rojo.

La mañana ya había sido bastante agitada. Cuando parecía que la economía nacional estaba fuera de duda, los rumores sobre la reestructuración de la deuda griega han metido otra vez a España en el saco de los problemáticos con nuevos récords en el mercado secundario de deuda. Unas marcas que se han quedado cortas escasas horas después.

Una vez conocida las dudas de Standard & Poor's sobre la priemra potencia mundial, el miedo hacia la deuda española ha vuelto a dispararse. Los bonos a 10 años han cosechado otro máximo, con el interés en el 5,5%. Al mismo tiempo, el dinero ha corrido a refugiarse en los bonos germanos, cuya rentabilidad se sitúa en el 3,2%, y en menor medida en el resto de países centrales.

IBEX 35 8.382,60 0,00%

La tendencia bajista ha imperado también en el resto de Europa. El avance de la ultraderecha finlandesa (True Finns) en las elecciones de ayer domingo, partido que se opone a la participación en los rescates europeos, está presionando al euro, que se ha depreciado hasta situarse en los 1,43 dólares y las principales Bolsas del Viejo Continente han reaccionado incluso peor que el Ibex.

En el campo de las materias primas la atención sigue instalada en el petróleo que continúa en los 122 dólares en un clima de incertidumbre ante el avance de la situación en Libia. Desde luego, los futuros no pronostican una mejoría, si no todo lo contrario.