Ingresaría 893,07 millones a precios actuales

El Gobierno autoriza a la SEPI vender participaciones en IAG, Ebro y Red Eléctrica

La SEPI hará caja. El Consejo de Ministros aprobó hoy la venta de diversas participaciones de la SEPI en IAG (antigua Iberia y British), Ebro Foods y Red Eléctrica Corporación, unos títulos valorados en 893 millones de euros a precios actuales.

Sede de la SEPI
Sede de la SEPI

El Consejo de Ministros autorizó hoy a la SEPI la venta de un 2,71% de las acciones del holding surgido de la fusión de Iberia y British Airways, de otro 8,65% de Ebro Foods y un 10% de Red Eléctrica Corporación. Estas participaciones están valoradas en 893,07 millones a precios actuales. La sociedad pública anunció en los tres hechos relevantes remitidos a la CNMV que las autorizaciones no implican "necesariamente la venta inmediata de las acciones citadas", que se realizarían "en todo caso cuando las condiciones de mercado lo aconsejasen". Las ventas estaban contempladas en los presupuestos del holding para 2011 que el presidente de la SEPI, Enrique Martínez Robles, presentó en el Congreso de los Diputados en noviembre pasado.

Según los precios a los que cerró la Bolsa el viernes, el 2,71% que el holding público mantiene en la antigua Iberia actualmente vale 125,6 millones de euros. Por su parte, el 8,65% que controla en Ebro Foods está valorado en unos 219,1 millones, tomando la cotización de hoy (8,65 euros). La SEPI gestiona su participación en el grupo alimentario a través de la sociedad de cartera Alycesa.

En el caso de REE, la empresa responsable de la gestión y operación del sistema eléctrico español, la SEPI solo puede colocar, como máximo, el 10% de una participación total que llega al 20% del capital, ya que así está contemplado por ley. El valor de este paquete accionarial ronda los 547,8 millones con la cotización actual de 41,14 euros por título.

En este sentido, el banco francés BNP Paribas anunció hoy ha elevado en un 2,8%, hasta el 5,5%, su participación en Red Eléctrica de España (REE), después de haber adquirido acciones del gestor técnico de la red eléctrica por cuenta de terceros.

La última vez que la SEPI acometió un proceso de enajenación de un calado similar fue en 2007, cuando vendió la participación del 2,95% que mantenía en Endesa, en el marco de la opa de Enel y Acciona, con unas plusvalías de 1.161 millones.

Antes de esta operación, hay que remontarse a 2003 para encontrar un año en el Estado lograra ingresos significativos con operaciones de privatización. En aquel ejercicio, las venta de compañías como la Empresa Nacional de Autopistas (ENA), Musini o Turbo 2000 permitieron conseguir hasta 2.037 millones de euros.

El 'holding' público maneja tres opciones para las ventas, todas ellas aceptadas por el CCP. La primera, la más rápida, consiste en un 'bought deal' en el que la entidad elegida compraría en firme las participaciones y las colocaría posteriormente entre inversores. La segunda opción consiste en un 'bookbuilding' acelerado en el que la entidad elegida tendría un plazo de dos o tres días para elaborar un libro de demanda, fijar el precio y proceder a la colocación. En este caso, la entidad no compraría las acciones, sino que cobraría una prima por la colocación. La tercera opción es la de ventas diarias de acciones en los mercados. La ventaja de este método es que SEPI tendría flexibilidad para controlar el precio y el volumen de ventas, y podría obtener por ello más ingresos, pero también hay un "gran inconveniente", que es el número elevado de sesiones para acometer la desinversión, señala el CCP.