Cierra con una subida del 1,56%

El respiro de la deuda soberana impulsa el Ibex

Portugal ha conseguido volver a financiarse en los mercados, y a pesar del alto interés pagado, los operadores han decidido celebrarlo abandonando la apatía de los últimos días. El selectivo cierra el día disparado un 1,56%.

Ilustración de Bolsa
Ilustración de Bolsa

Se acabaron las vacaciones. Tras varios días de asueto en los que la noticia más sobresaliente era una subida de 2 décimas, el Ibex ha decidido romper con su apatía y ha optado por anotarse un sorprendente 1,56%, rebasando la barrera de los 10.800 puntos. El motivo de esta subida no es otro que Portugal.

El país vecino, últimamente tan denostado, ha vuelto a acudir a los mercados en busca de financiación. Los lusos han conseguido su objetivo y han demostrado que los inversores todavía confían en ellos. Eso si, esta vez la confianza ha sido más cara que en anteriores ocasiones. A pesar de ello, el mero hecho de que pueda contener los cantos de sirena que hablan de rescate inminente ha sentado estupendamente al parqué madrileño. Esta buena reacción del índice español ha sido liderada, una vez más, por un fuerte sector financiero encabezado por Santander y BBVA.

En el resto de Europa, el optimismo ha sido más moderado. El verde ha predominado pero sin llegar a los números que ha exhibido el Ibex, su menor exposición a Portugal hace que las reacciones a lo que pase en el país vecino sean menos virulentas. Mientras tanto, los operadores se impacientan ante la próxima reunión del BCE. Mañana, el presidente de la entidad, Jean Claude Trichet, anunciará si la subida de tipos deja de ser "posible" para pasar a ser "segura". Una decisión que nadie sabe las consecuencias que puede tener en la renta variable, ante la duda los analistas ya anticipan que "los mercados lo están descontando".

SANTANDER 3,51 -1,01%
IBEX 35 8.664,30 -0,79%

Por su parte, el mercado de los bonos se ha tornado en positivo para los periféricos. La rentabilidad exigida a los países, hasta ahora, más castigados ha mejorado y los estados centrales como Alemania o Francia han visto como el interés exigido a su deuda a 10 años crecía. El diferencial de los títulos españoles a una década respecto al bund alemán ha conseguido bajar de 180 puntos básicos por primera vez desde octubre de 2010, cerrando así una jornada redonda para la economía nacional.

Los últimamente más emocionantes mercados de divisas y las materias primas también han sufrido fuertes movimientos. El euro ha rebasado los 1,43 dólares, un nivel que no se veía desde el 18 de enero de 2010. A pesar de todo el máximo histórico de la moneda comunitaria todavía está lejos.

En el otro escenario, la estrella sin duda es el petróleo. El barril de Brent ya está en los 122 dólares, barrera que no se franqueaba desde agosto de hace tres años. Gadafi, los rebeldes y las potencias occidentales tienen en su mano el desenlace de la guerra civil en Libia, y por tanto de la cotización del crudo.