La OCDE prevé un fuerte avance de las economías del G-7

Moody's rebaja el rating de Portugal y dispara la presión sobre su deuda

La agencia de calificación Moody's rebajó ayer la nota de la deuda portuguesa y se unió así a los recortes decretados por Fitch y Standard & Poor's con anterioridad. Esta decisión incrementó la presión sobre la deuda soberana portuguesa, como muestra el hecho de que el interés de los bonos a cinco años superó ayer el 10%, el nivel más alto desde la introducción del euro.

Las sacudidas institucionales y económicas siguen sucediéndose en Portugal y amenazan con acelerar un rescate que podría ser discutido en la reunión informal de los ministros de Economía que se celebra mañana en Hungría. Si la semana pasada, el primer ministro portugués, José Sócrates, tuvo que dimitir por el rechazo del parlamento al último plan de ajuste presentado para cumplir con los requerimientos de Bruselas en materia de consolidación fiscal, el Gobierno interino (las elecciones se celebrarán el próximo 5 de junio) se vio sorprendido ayer por una nueva rebaja de la nota de la deuda, lo que podría obligarle a acelerar reformas o a presentar medidas adicionales que satisfagan a las autoridades comunitarias.

En esta ocasión fue Moody's (Fitch y Standard & Poor's ya la habían hecho las anteriores semanas) quien anunció un recorte de la nota desde A3 a Baa1. De esta manera, la agencia mantiene la calificación dos escalones por encima del "bono basura", nivel al que la degradaron las otras dos grandes agencias de calificación. Moody's justificó esa decisión ante la previsión de que otros miembros de la zona euro acudan en ayuda de Portugal de manera expeditiva y ante la posibilidad de que se pueda articular un plan de rescate si fuera necesario. La agencia, no obstante, ha puesto en revisión la actual nota, lo que podría implicar una nueva bajada en tres meses.

El recorte de la agencia de calificación tuvo un efecto inmediato en el rendimiento de la deuda soberana portuguesa. Los títulos a cinco años cotizaron ayer a un interés superior al 10%, lo que supone un nuevo máximo desde que se introdujo el euro como moneda única en 1999, mientras que los bonos a diez años continuaron también con su tendencia al alza y se situaron en el 8,76%. Los analistas señalaron ayer que el hecho de que se pida mayor rentabilidad a los títulos a dos, tres y cinco años que a los de a 10 años refleja que el riesgo de impago es mayor a corto que a largo plazo.

MOODY'S CORPORATION 285,16 1,66%

Frente a la situación de deterioro de Portugal, las siete mayores economías de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) han superado las expectativas para el primer semestre. Así lo constato ayer el organismo internacional, que auguró que el crecimiento medio de estas naciones será del 3% entre enero y junio, por el tirón de Alemania, Francia y EE UU.

China sube los tipos

"Las perspectivas de crecimiento de la OCDE son más altas por lo que habrá una menor necesidad de estímulos fiscales o de política monetaria", dijo ayer el economista jefe de la OCDE, Pier Carlo Padoan. Fuera de ese avance se queda Japón, que podría ver recortado el crecimiento de su PIB en hasta 0,6 puntos porcentuales en el primer semestre y hasta 1,4 puntos en el segundo por los efectos del tsunami. Padoan citó como principales amenazas para la recuperación mundial la crisis de la deuda y el repunte de la inflación.

Respecto a este última, el Banco Popular de China decidió ayer elevar por segunda vez en 2011 los tipos de interés en un cuarto de punto, que pasan a situarse en el 6,31%, en un nuevo intento de la institución por controlar la inflación de la economía china.

FT avala la mejoría de las finanzas españolas

"Mientras reaparecen los nubarrones sobre la eurozona con el probable rescate financiero de Portugal, aparece al menos un claro ante la mejoría experimentada por la economía y las finanzas públicas españolas".

Esta frase forma parte de un amplio reportaje publicado ayer por el diario Financial Times (FT), que tradicionalmente ha sido muy crítico con la economía española. "Se ha dejado de percibir a España en los mercados financieros como una desventurada ficha de dominó condenada a seguir a Grecia, Irlanda y Portugal, cayendo en brazos del Fondo Monetario Internacional y la Unión Europea", prosigue el diario, que achaca todo el mérito al presidente Zapatero. "Con nada que perder salvo su reputación histórica, Zapatero tiene todos los motivos para continuar las reformas que inició, aunque fuera justo a tiempo, después de que se produjese el año pasado la debacle griega", recalca.

El mensaje más crítico del diario se dirige al gobierno de transición y al Partido Popular, a quiénes les exige responsabilidad por bien del futuro de España en los próximos meses, llenos de citas electorales. "Los socialistas deberán resistir la tentación de buscar ventajas partidistas distanciándose de la austeridad fiscal y las reformas del mercado laboral de Zapatero", concluye.

Aviso de la banca

Tres de los mayores bancos de Portugal (Banco Espírito Santo, Millennium BCP y Banco BPI) anunciaron ayer que dejarán de comprar deuda para financiar al Estado, al que han solicitado que negocie un préstamo para frenar el deterioro de las cuentas públicas.