P&G vende la empresa

Pringles cambia de manos

La popular marca de patatas fritas pasará a ser propiedad de Diamond Foods, después de que Procter & Gamble (P&G) haya acordado la venta de la empresa por 2.350 millones de dólares (1.656 millones de euros).

Patatas Pringles
Patatas Pringles

La operación contempla 1.500 millones de dólares (1.057 millones de euros) en acciones de Diamond y la asunción de la deuda de 850 millones de dólares (599 millones de euros) de Pringles.

Según los términos del acuerdo, P&G creará una firma separada de Pringles para su fusión con Diamond. Tras el cierre de la transacción, los actuales accionistas de Diamond continuarán siendo propietarios de aproximadamente el 43% de la compañía combinada, y los de P&G, del 57% restante.

Con presencia en más de 140 países y fábricas en Estados Unidos, Europa y Asia, Pringles es una de las marcas de patatas fritas más importantes del mundo. La combinación de ambas compañías permitirá la creación del segundo mayor operador en el sector de los aperitivos, con unos ingresos previstos para 2011 de aproximadamente 2.400 millones de dólares (1.693 millones de euros).

El presidente y consejero delegado de Diamond Foods, Michael J. Mendes, explica que esta combinación estratégica creará un "líder mundial independiente en la industria de los aperitivos centrado en productos de calidad e innovadores". "Esta combinación no sólo aumentará el valor para los accionistas de forma inmediata, sino que creará una plataforma que nos permitirá incrementar su valor en los próximos años", incidió.