Traspaso entre dos gigantes alimentarios

Procter & Gamble traspasa Pringles a Kellogg por 2.050 millones de euros

Pringles cambia de manos. La multinacional estadounidense Procter & Gamble (P&G) ha llegado a un acuerdo para traspasar la enseña de aperitivos a su compatriota Kellogg a cambio de 2.700 millones de dólares, unos 2.053 millones de euros, que la firma de cereales abonará en efectivo.

Patatas Pringles
Patatas Pringles

El traspaso de la marca de aperitivos podría cerrarse este verano, según explican las dos multinacionales a través de un comunicado, siempre que cuente con el visto bueno de las autoridades de competencia. De esta forma, P&G da por roto el acuerdo que había alcanzado con Dinamond Foods con la que ya había pactado la venta de Pringles y que, finalmente, no ha llegado a cerrarse.

La multinacional del gran consumo, dueña de marcas como Pantene o Gillette, asegura que la venta de Pringles le aportará un beneficio después de impuestos de entre 1.400 y 1.500 millones de euros. Mientras, Kellogg asegura que el negocio de los aperitivos encaja perfectamente con su estrategia comercial que pretende centrar tanto en el segmento de los cereales como en el de los aperitivos.

Junto a esta operación, P&G ha actualizado sus previsiones para el ejercicio 2012. Gracias a esta operación, espera lograr un beneficio por acción de entre 3,77 y 3,93 dólares por acción, sin ella habría logrado un beneficio máximo de 3,43 dólares por título. Sin embargo, estas nuevas estimaciones son inferiores a las que la multinacional esperaba lograr a través de la frustrada venta de Pringles a Dinamond Foods y que se situaban entre los 3,85 y los 4,08 dólares por acción.