Una doctora que busca trabajo de cajera

Carmen Martínez. Investigadora

Tiene una licenciatura, dos másteres y un doctorado en Salud Pública. La investigadora Carmen Martínez (Madrid, 1960) está viviendo las dificultades de ser mujer, mayor de 50 años y divorciada con un hijo para encontrar empleo. Denuncia barreras de género, de edad, incluso por cualificación: "Por eso hay gente que suprime su formación en el currículum". Además, vive la precariedad en el área de la I+D, se queja. Desde agosto está en paro y sin prestación de desempleo. "Ahora busco cualquier trabajo. Acabo de echar una solicitud para cajera en Ikea. También como secretaria de dirección, porque manejo idiomas". El sueldo no es un problema para ella, porque asegura que ganaría más como secretaria que como doctora investigadora.