La inversión de los sponsors crece el 9,6%

La Formula 1 vuelve a atraer a los patrocinadores

El principal evento deportivo sobre ruedas abre sus puertas con un renovado atractivo para los anunciantes. Las 12 escuderías que tomarán la salida este fin de semana en el circuito de Melbourne han incrementado un 9,6% los ingresos derivados de lo spatrocinadores, según los cálculos de la guía Formula Money. A pesar del ajuste de costes que han emprendido los equipos, una escudería necesita de media 120 millones para funcionar a pleno rendimiento.

Comienza el espectáculo.
Comienza el espectáculo.

El negocio vuelve a rodar. Y eso, a pesar de que la situación no era demasiado halagüeña hace apenas un año. El número de equipos en la parrilla había crecido de 10 a 12. Y a pesar de ello, la inversión publicitaria sufrió su mayor declive en cinco años, según los datos del informe sectorial Formula Money. La recuperación económica experimentada en la mayor parte de los principales mercados mundiales, y el espectáculo ofrecido por los pilotos hasta la última carrera de la temporada pasada han obrado el milagro. Los equipos han facturado unos 831 millones de dólares (586,5 millones de euros) en concepto de patrocinios, el 9,6% más. Caber resaltar que esta partida supone de media el 60% de los ingresos de un equipo. Esta proporción, claro está, varía entre Ferrari (la gran apuesta de Santander para unificar su marca) e Hispania, que depende de las aportaciones del empresario José Ramón Carabante y de sus pilotos. La escudería española, por cierto, alcanzó recientemente un acuerdo con El Corte Inglés.

El panorama publicitario, en todo caso, fue variando a medida que avanzó la temporada. Pronto se vio que ivba a ser un torneo abierto, y esta circunstancias condujo a que numerosos anunciantes fueran sumándose al circo a medida que iban avanzando los grandes premios. Ese fue el caso de los ocho millones de dólares (5,6 millones de euros) que ingresó Mercedes GP del fabricante británico de software Autonomy. La misma inversión llevó a cabo Lotus de la teleco malaya Maxis.

Este año, el mayor contrato la ha recibido Renault de su nuevo title sponsor Lotus y que ha supuesto unos ingresos de 40 millones de dólares (28,2 millones euros) y que, por primera vez en la historia, haya dos equipos con el mismo nombre. El acuerdo que ha unido a Infiniti, la marca de lujo de Nissan, y al campeón Red Bull ha dupuesto menos dinero, pero ha tenido más repercusión en los medios. La compañía japonesa aparecerá en la carrocería a cambio de los motores que ya aportaba su socio industrial (y accionarial) Renault. La operación esta valorada en unos ocho millones anuales. El campeonato de pilotos uy constructores logrado el pasado año ha supuesto un impulso para el fabricante de bebidas energéticas.

El fabricante ruso de deportivos Marussia también ha entrado con fuerza en la competición, con la compra del 70% de Virgin.

En el lado contrario está Williams. La legendaria escudería se ha convertido en la primera en salir a cotizar en Bolsa (en su caso en la de Francfort). Su cotización ha caído de forma sostenida desde su opv el 1 de marzo. En este lapso, acumula un retroceso del 20,4%. Cada una de sus 10 millones de acciones en circulación vale 19,9 millones. El equipo de Frank Williams, además, ha perdido a sus principales patrocinadores. Según cálculos del mercado, ha perdido contratos valorados rn 46,5 millones de dólares (32,8 millones de euros), sobre todo por el que mantenía con la aseguradora alemana Allianz o Royal Bank of Scotland , propiedad en un 83% del Gobierno del Reino Unido tras la crisis financiera de 2008.