Crisis en Libia

¿Qué aportará cada país a la coalición internacional que intervendrá en Libia?

España

Para cumplir con la seguridad de la zona de exclusión aérea, España aporta un avión cisterna Boeing 707 y cuatro cazas F-18, que realizarán tareas de patrulla aérea. Los aviones se encuentran en la base aérea de Cerdeña, pese a que inicialmente iban a estar en Sicilia.

José Luis Rodríguez Zapatero ha anunciado que también se enviarán una fragata F-100, un submarino y un avión de vigilancia marina para las misiones de embargo a Libia.

Francia

Además de los aviones, el Gobierno galo ha enviado el buque Charles de Gaulle, el buque de guerra más importante que Francia ha construido en toda su historia, al que acompañan tres fragatas y un submarino.

Nicolas Sarkozy ha asegurado que varios aviones franceses "ya evitan los ataques" del Ejército libio sobre la población civil. De hecho, el primer disparo de la operación contra Gadafi ha salido de uno de estos aviones, según ha confirmado el ministerio de defensa galo.

Reino Unido

A la base militar que Reino Unido tiene en Chipre ya han llegado once aviones tipo Tornado. Se trata de aparatos pertenecientes al equipo de "Flechas rojas" de la Real Fuerza Aérea británica. Además, Reino Unido tiene desplegados un submarino y varios barcos en la zona.

Italia

El primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, confirmó el sábado que su país solo pondrá a disposición de la coalición internacional sus bases militares. Hoy domingo, el ministro italiano de Defensa, Ignazio la Russa, ha informado que Italia ha puesto a disposición de la operación ocho aviones de combate.

Italia y Libia firmaron en agosto de 2008 un tratado de amistad y cooperación, que comprendía medidas en la lucha contra la inmigración ilegal, así como un resarcimiento económico por parte de Italia al pueblo libio, durante 20 años y por valor de 5.000 millones de dólares por su pasado colonial. A mediados de febrero, el gobierno italiano dio por suspendido este acuerdo. El ministro de Defensa, Ignazio La Russa, aseguró entonces que "el tratado Italia-Libia no existe ya, no es operativo, está suspendido".

EE UU

El comandante de la Sexta Flota de los Estados Unidos en Europa, el vicealmirante Harry B. Harris Jr., será el encargado de coordinar a la coalición internacional que intervendrá en Libia para establecer la zona de exclusión aérea.

El presidente de EE UU, Barack Obama, de visita oficial a Brasil, ha asegurado que están "preparados para actuar con urgencia" a fin de proteger a la población libia ante los ataques del régimen de Muamar el Gadafi. Por su parte, Hillary Clinton reiteró la afirmación realizada por el presidente Obama de que no habrá fuerzas estadounidenses sobre suelo libio, justo cuando se cumplen ocho años de la intervención de las tropas estadounidenses en Irak.

Alemania

Angela Merkel ha confirmado que Alemania no participará en ninguna acción militar en Libia. Merkel ha señalado que "estamos unidos en la posición de que la guerra debe terminar. La resolución debe ser respetada", ha dicho Merkel, en declaraciones a la prensa tras salir de la cita internacional. "No participaremos en la acción en términos militares. Adoptaremos responsabilidades adicionales en Afganistán", ha explicado la canciller.

Pese a su abstención en la votación de la resolución en la ONU, Berlín apoya la resolución del Consejo de

Seguridad y permite que las fuerzas de Estados Unidos utilicen sus bases para las operaciones militares.

Canadá

A la base aérea de Trapani, al sur de Sicilia, ya han llegado un grupo de cazas F-18 canadienses.

El primer ministro de Canadá, Stephen Harper, ha asegurado que la misión de la coalición internacional es clara. "Es nuestra creencia de que si el señor Gadafi pierde la capacidad para imponer su voluntad a través de las fuerzas armadas muy superiores, simplemente no será capaz de mantener su control sobre el país." Harper ha añadido que la operación militar internacional incluirá misiones navales, un bloqueo marítimo y operaciones aéreas "extensivas".

Dinamarca

Seis cazas F-16 daneses se encuentran en la base de Sigonella, en Sicilia, y Copenhague ha comprometido también un avión de transporte militar y unas 100 personas entre pilotos y personal de apoyo.

Noruega

Noruega ha anunciado que pondrá a disposición de la ofensiva sus cazas F-16 y que podría prestar un avión de transporte Hércules para colaborar en las tareas de ayuda humanitaria.

Países Bajos

El Gobierno holandés ha respaldado la imposición de la zona de exclusión aérea y ha manifestado su disposición a aportar medios militares aún sin concretar.

Suecia

Suecia podría colaborar en el mantenimiento de la zona de exclusión a más largo plazo.

Países árabes

Qatar y Emiratos Arabes Unidos han anunciado el envío de aviones de combate, aunque su capacidad es limitada. Probablemente aportarían media docena de aparatos, según fuentes cercanas a la operación. Marruecos y Jordania son menos partidarios de implicarse militarmente, pero sí prestarán ayuda humanitaria.

¿Qué países han armado a Gadafi?

En 2004 la Unión Europea levantó un embargo de 18 años para la venta de armamento a Libia, pero desde entonces el país norteafricano no ha dejado de armarse. Desde 2005 los países de la UE han vendido armas por importe de 800 millones de euros.

Italia es el país que más armas ha vendido al gobierno libio, seguido por Francia.

España también ha vendido armas a Gadafi. Según datos del ministerio de Industria, España exportó a Libia material de defensa y militar por valor de más de 6,9 millones de euros en el primer semestre de 2010. En el periodo 2005-2010 el valor de las exportaciones de armamento a Libia ha sido de 34,79 millones.

Por su parte, Rusia, el segundo mayor exportador de armamento del mundo por detrás de EE UU, tenía firmados con Libia contratos armamentísticos por importe de 2.000 millones de dólares y estaba previsto que se incluyeran también acuerdos para la venta de aviones militares y misiles antiaéreos valorados en otros 1.800 millones. Con todo, el pasado 10 de marzo, el presidente ruso Dimitri Medvedev firmó un decreto que prohíbe los suministros de armas al régimen de Gadafi. Si bien, tanto Rusia como China han condenado la intervención de la coalición aliada en Libia. El Gobierno venezolano de Hugo Chávez ha pedido por su parte el alto al fuego.