Aviones galos han sido los primeros en disparar

Francia, EE UU y Reino Unido atacan objetivos militares de Libia

La ofensiva de la coalición internacional contra las fuerzas de Gadafi ha comenzado. Francia ha confirmado que las operaciones ya han empezado" y que los aviones galos han disparado en suelo libio para proteger a la población civil. Estados Unidos y Reino Unido se han incorporado a la intervención, que en su primera fase ha sido denominada 'Odisea al amanecer'.

Poco después de que Nicolás Sarkozy señalara que Gadafi había ignorado todos los ultimátum dados por la comunidad internacional para poner fin a la violencia contra los civiles en la Cumbre de París, el portavoz del ministerio de Defensa galo, Laurent Teisseire, confirmó que "las operaciones han empezado esta tarde" y que los aviones franceses están sobrevolando Libia para proteger a la población civil.

Aviones franceses han sido los primeros en disparar en suelo libio. "Un primer objetivo ha sido alcanzado y destruido", explicóó Teisseire. Según las fuerzas armadas francesas, la operación militar en Libia se centra en un área de 100 kilómetros por 150 kilómetros alrededor de Bengasi.

Estados Unidos y Reino Unido han sido los siguientes en actuar y han bombardeado, según la cadena de televisión CNN, defensas aéreas libias en las cercanías de Trípoli con misiles Tomahawks lanzados desde buques de guerra.

Desde el ministerio de Exteriores galo se ha advertido que las acciones militares contra Gadafi van a continuar "en los próximos días" hasta que el líder libio ceda y cumpla la resolución de la ONU.

Presencia de España

Zapatero ha comentado en la rueda de prensa posterior a la cumbre que el régimen libio aún puede acatar la resolución de la ONU. El presidente del Gobierno ha informado sobre los medios que aportará España a la coalición y ha explicado que esta tarde se desplegarán hacia una base aérea italiana cuatro aviones F-18 y un avión cisterna.

Los cuatro cazas estarán, "previsiblemente mañana" a disposición de la coalición internacional, según ha asegurado Zapatero, y estarán destinados a tareas de patrulla aérea. Además, el presidente del Gobierno ha informado que España también aportará a la coalición internacional para las tareas de embargo una fragata F-100, un submarino y un avión de vigilancia marina.

Zapatero ha reiterado su agradecimiento a todos los grupos políticos del parlamento y ha confirmado que el martes estará en el Congreso para explicar el papel de España en la intervención en Libia. "España asume la responsabilidad de proteger al pueblo de Libia", ha añadido el presidente del Ejecutivo.

Por su parte, el primer ministro británico, David Cameron, ha advertido de que ha llegado "el tiempo para la acción" en Libia después de que el líder libio, Muamar Gadafi, haya "mentido" a la comunidad internacional al romper el alto el fuego que su Gobierno declaró ayer. "El coronel Gadafi ha hecho que esto ocurra. Ha mentido a la comunidad internacional. Había prometido un alto el fuego y ha roto el alto el fuego", ha dicho Cameron.

"(Gadafi) continúa tratando brutalmente a su propio pueblo, así que ha llegado el tiempo para la acción. La acción tiene que ser urgente. Tenemos que hacer cumplir la voluntad de Naciones Unidas y no podemos permitir que continúe la masacre de civiles", ha subrayado el 'premier' británico.

Al encuentro también han acudido el primer ministro danés, Lars Lokke Rasmussen; el primer ministro belga en funciones, Yves Leterme; el primer ministro de Canadá, Stephen Harper; el primer ministro griego, George Papandreou; el primer ministro de Polonia, Donald Tusk; el primer ministro de Países Bajos, Mark Rutte, y el primer ministro de Noruega, Jens Stoltenberg.

Los países árabes han estado representados por el secretario general de la Liga Arabe, Amr Musa; el ministro de Exteriores de Emiratos Arabes Unidos, Abdulá bin Zayed; el ministro de Exteriores iraquí, Hoshyar Zebari; el ministro de Exteriores jordano, Nasser Judeh y su homólogo qatarí, Hamad bin Jassim Al Thani. Marruecos estará representado por su ministro de Exteriores, Taib Fassi-Fihri.