Con un patrimonio negativo de 4,1 millones

El Rayo Vallecano, en causa de disolución

El club de fútbol Rayo Vallecano, una de las compañías de la división sociocultural de Nueva Rumasa, se encontraba en causa de disolúción al término de la temporada 2009, según el último informe depositado en el Registro Mercantil. La sociedad presidida por Teresa Rivero presenta un patrimonio neto negativo de 4,1 millones, y acumula unas pérdidas de ejercicios anteriores superiores a los 14,3 millones.

El Rayo Vallecano ha encadenado una serie de ejercicios negativos que le han llevado a acumular unos números rojos de 14,3 millones de euros, mitigadas levemente por el beneficio de 847.000 euros registrado al cioerre de la temporada 2009, la última de la que la sociedad ha presentado cuentas en el Registro Mercantil. Estas pérdidas han ido erosionando el patrimonio neto de la compañía hasta dejarlo en 4,1 millones negativos. En consecuencia, la entidad que preside la esposa de José María Ruiz Mateos, Teresa Rivero, tuvo que anunciar en septiembre de 2009 una ampliación de capital de 846.989 euros.

Los problemas del club no se quedan ahí, dado que le debe 21,8 millones a Hacienda. De este monto, algo más de 14 millones corresponden a impagos del IRPF, a los que hay que sumarle 2,8 millones por el IVA y 2,2 millones a la Seguridad Social.

Por último, la entidad deportiva presenta unas deudas con empresas del grupo de seis millones.

Sociedad en quiebra, líder en segunda

El Rayo Vallecano es uno de los clubes históricos de la Liga española. Los últimos años, sin embargo, han sido difíciles para la sociedad que la familia Ruiz Mateos adquirió en 1992, cuando se convirtió en sociedad anónima deportiva. EL equipo se ha visto relegado a la segunda división b, de la cual no salió hasta la temporada 2007-08. El 28 de junio de 2010 se inauguró la nueva Ciudad Deportiva con cinco campos de fútbol, cuatro de césped artificial y uno de hierba natural, además de una pequeña parcela para el entrenamiento de porteros.