Para evitar el embargo de bienes de Clesa

Nueva Rumasa renegocia su deuda con Royal Bank of Scotland

Nueva Rumasa se encuentra en proceso de renegociación de un crédito hipotecario con Royal Bank of Scotland, después de que esta entidad presentara una demanda por impago que incluía la solicitud de embargo preventivo de determinados bienes de Clesa.

Según indicaron fuentes conocedoras del proceso, la cantidad adeudada por la empresa láctea propiedad de la familia Ruiz-Mateos al banco escocés supera los 30 millones de euros.

En un comunicado, Nueva Rumasa afirma que la petición de embargo fue "suspendida" por auto judicial a causa de la oposición planteada por Clesa, que está "en desacuerdo con las pretensiones de la demandante".

"No llegó a librarse ningún mandamiento de embargo", señalaron en fuentes del departamento jurídico de Clesa, que destacaron que la empresa está negociando con la entidad bancaria y que confía en alcanzar un acuerdo "en breve".

Nueva Rumasa indicó que el litigio está pendiente de resolución judicial y que en él se discute la obligación de pago de una cantidad que "actualmente está siendo objeto de refinanciación y negociación" con la entidad bancaria.

Se trata, según detallaron en fuentes próximas a la compañía, de un crédito hipotecario sobre una finca de Clesa que tiene un valor cercano a los 70 millones de euros, "muy superior a la cantidad reclamada" por el banco.

"Si el resultado de la sentencia fuese alguna obligación de pago para Clesa, ésta procederá al escrupuloso y puntual cumplimiento de los términos de la misma, como no podría ser de otro modo", remarcó la empresa de la familia Ruiz-Mateos en su comunicado.

Un juzgado de Madrid embarga a Clesa cuentas y bienes por 36 millones

Esta aclaración se produce tras conocerse que el juzgado de primera instancia número 67 de Madrid ordenó el embargo a Clesa (Nueva Rumasa) de bienes muebles e inmuebles y de una cuenta bancaria, a través de las que le paga la distribución, hasta un importe de 36 millones de euros.

Efe