Ha continuado con el recorte de gasto para rebajar precios

Mercadona propicia una inversión de 2.600 millones en una década

Las empresas que fabrican para Mercadona, que el grupo valenciano denomina interproveedores, han realizado una inversión de 2.600 millones durante la última década para mejorar sus infraestructuras. La compañía cuenta actualmente con 103 fabricantes que producen sus marcas Hacendado, Bosque Verde y Deliplus.

En muchas ocasiones, los grandes nombres de la industria alimentaria española han visto la marca blanca como su gran enemigo. Un lastre para el crecimiento del sector y un freno para sus inversiones. Pero hay quien se beneficia de la apuesta por los productos que llegan a los consumidores bajo el nombre de los súper e hipermercados.

Las empresas que fabrican para Mercadona -a los que el grupo valenciano denomina interproveedores- han invertido más de 2.600 millones de euros en los últimos diez años. Unas inversiones que engloban hasta diciembre de 2010 y que se han destinado a la mejora de sus infraestructuras, es decir, sus instalaciones.

Estas inversiones no se han centrado solo en la ampliación y mejora de las plantas de sus proveedores en España, sino que también ha servido para incrementar la producción fuera de su mercado doméstico, según asegura la empresa, que no desglosa las inversiones de sus fabricantes por países.

Un estudio elaborado por el Institut Cerdà para la compañía valenciana pone de relieve que el 91% de los proveedores de Mercadona realizaron inversiones para mejorar sus fábricas durante 2009, el último del que la empresa ha presentado resultados anuales, ya que hasta el próximo marzo no desvelará su evolución durante el ejercicio 2010. En total, Mercadona cuenta con 103 proveedores. De ellos, prácticamente su totalidad (101) se dedican a fabricar los productos del grupo de distribución. Además, Mercadona cuenta con un proveedor logístico y otro tecnológico.

La innovación

El grupo valenciano ha sido el principal impulsor de la marca del distribuidor en España, a través de sus enseñas Hacendado, Bosque Verde o Deliplus. Una apuesta que ha conllevado críticas por parte de los fabricantes, pero que ha revolucionado el sector en los últimos años hasta el punto de que todas las cadenas de distribución han incrementado la oferta de marca blanca, incluso algunas cadenas con varias enseñas propias dentro de la misma gama de productos.

Además de abogar por sus marcas, Mercadona asegura que la innovación se ha convertido en una de las claves de su negocio y que esta abarca tanto los productos como los procesos de fabricación. Según el estudio del Institut Cerdà, la inversión anual en innovación de sus interproveedores alcanzó los 268 millones de euros durante el ejercicio 2009. Además, señala que durante el periodo 2005-2009 el incremento anual de la inversión en I+D se ha situado en el 57%.

En estos años, gran parte de la innovación no se ha destinado solo a la fabricación de nuevos productos, sino también al recorte de gastos. Es decir, cómo fabricar los mismos productos a menor precio para poder mantener -o rebajar- precios. Por ejemplo, cambiar el formato de las botellas y de los envases para facilitar su almacenaje o sustituir envases de cristal por plástico.

En total, estos cambios permitieron al grupo y a sus proveedores un ahorro de 1.500 millones de euros en 2009. Una política que continuó durante el ejercicio 2010 ante la persistencia de la crisis y el recorte de gasto de los consumidores. Sin olvidar la guerra de precios en la que está inmerso el sector y que, previsiblemente, continuará en los próximos meses.

A la espera de su salto internacional

Es su asignatura pendiente, aunque en un periodo de tiempo -presumiblemente breve- la empresa valenciana pretende darla por superada. Desde hace años, las especulaciones entorno a la expansión internacional de Mercadona crecen como la espuma dada su creciente presencia en su mercado doméstico. Por ahora, no hay un objetivo claro, aunque las principales opciones pasan por los países más próximos a España (Portugal, Francia o Italia) para facilitar la logística. A la espera de conocer su destino y si la expansión se realiza a través de la adquisición de una cadena de distribución foránea, en España Mercadona inaugurará el próximo año un establecimiento diferente a los que el grupo operaba hasta el momento. En 2012 tiene previsto la inauguración de un supermercado en el centro comercial ABC de Serrano, situado en una de las zonas de alquileres más elevados de Madrid. Parte del futuro supermercado era hasta ahora una tienda de la cadena Zara.

Previsiones

Mercadona preveía cerrar 2010 con un volumen de ventas de 16.000 millones de euros, según las estimaciones que realizó en su última presentación de resultados. Mientras, el beneficio alcanzaría los 330 millones de euros, según los cálculos que realizó en marzo.