Foro de Davos

Trichet considera que el euro ha dado lo que se le pidió

El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Jean-Claude Trichet, ha apoyado al euro remarcando que la moneda común ha dado lo que se le pidió: estabilidad de precios a medio plazo.

Trichet ha dicho en Davos que no hay una contradicción entre el crecimiento y la reducción del déficit en la zona del euro.

El presidente del BCE consideró que "la eurozona está en mejor forma, en términos de posición consolidada, que EE UU o Japón", si bien hizo hincapié en que no es momento para la complacencia.

"Todavía tenemos que trabajar mucho en la zona del euro y mejorar el gobierno", según Trichet.

Añadió que "cuando tienes una moneda única, necesitas una unión económica muy fuerte con mecanismos de sanción".

Además, Trichet consideró en Davos que no hay crisis en la moneda única, aunque algunos países de la eurozona tienen problemas.

"No hay crisis de la divisa europea. Eso es absolutamente obvio", según Trichet.

Trichet aseguró que los bancos centrales, tanto el BCE como la Reserva Federal estadounidense (Fed), están unidos en el objetivo de mantener la estabilidad de precios a medio plazo, entendida como una tasa de inflación del 2% o por debajo.

No obstante, el presidente del BCE consideró que ambas regiones tienen economías y problemas diferentes.

El BCE no ha aplicado una política monetaria de expansión cuantitativa, con un aumento de la oferta de dinero para comprar deuda pública, pero ha proporcionado liquidez ilimitada a un tipo de interés fijo para abastecer de suficiente liquidez al sistema financiero europeo.

En este sentido, Trichet explicó que esta diferencia se debe a la distinta estructura de la economía estadounidense y de la europea, ya que en la primera los mercados tienen una gran importancia en la financiación de las empresas y los hogares, pero en Europa esto es una función de los bancos.