Foro de Davos

Sarkozy subraya que Europa nunca dejará caer el euro porque "el euro es Europa"

El presidente francés, Nicolas Sarkozy, aseguró hoy que "el euro es Europa" y que Europa nunca dejará caer el euro, en una intervención en el Foro Económico de Davos.

El presidente francés, Nicolas Sarkozy, participa en el Foro Económico Mundial en la estación alpina de Davos.
El presidente francés, Nicolas Sarkozy, participa en el Foro Económico Mundial en la estación alpina de Davos.

"Ni la canciller alemana, Angela Merkel, ni yo dejaremos nunca caer el euro", enfatizó Sarkozy, que hablaba en su calidad de presidente del G8 y del G20 ante una audiencia de líderes políticos y económicos. "Hace unos meses, había muchos artículos sobre el peligro que corría el euro, pero ahora los artículos han desaparecido, y el euro permanece", afirmó el presidente francés.

Sarkozy se dirigió a "aquellos que conocen menos Europa" para "hacerles comprender que el euro es Europa, y que Europa significa 60 años de paz, por ello nunca dejaremos que se destruya el euro".

El mandatario galo recordó que tanto los franceses como los alemanes "hemos conocido tres confrontaciones llenas de barbarie, y eso no ocurrió en la Edad Media, sino ayer mismo, y si Europa se ha convertido en un lugar de paz es debido a la Unión Europea y el euro".

Sarkozy se refirió a la tarea que afronta el G20 para resolver los problemas "difíciles, complejos y múltiples" tras la grave crisis económica y financiera global, y subrayó que el único modo de obtener soluciones es "dejar de lado las reacciones viscerales" y "abstenernos de todo malentendido, de actuar cada uno de acuerdo a su ideología".

Señaló que las previsiones para el año pasado eran muy pesimistas, mientras que el crecimiento mundial fue cercano al 5%, frente a un crecimiento medio en los últimos diez años del 3,5%, lo que deja lugar al optimismo.

Riesgos

Pero dijo que para el 2011 hay identificados tres grandes riesgos: las deudas soberanas, los desequilibrios monetario y financiero y el riesgo de explosión de los precios de las materias primas, incluidas las agrícolas.

Sarkozy se refirió igualmente a la necesidad de modificar el equilibrio de poder y calificó de "profundamente irracional" que no haya ningún país africano, ni ningún país latinoamericano como miembro permanente del Consejo de Seguridad de la ONU, además de potencias emergentes como India o Sudáfrica.