A medio plazo se mantendrán por debajo del 2%

Weber prevé que la inflación de la eurozona alcance el 2,4% en marzo

Axel Weber, miembro del Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo, ha afirmado que espera que las tasas de inflación en Alemania y en la eurozona estén por debajo del límite del 2% de la entidad a medio plazo, si bien reconoce que los precios de la eurozona pueden situarse en el 2,4% en marzo.

"A medio plazo, aún debería esperarse que haya tasas de inflación por debajo del 2% en la eurozona como también en Alemania", dijo Weber, quien encabeza el Bundesbank de Alemania, en un discurso pronunciado este martes en Fráncfort. "Los riesgos de inflación están aún más o menos equilibrados, pero los riesgos al alza podrían seguir aumentando. Por ende, el consejo del BCE podría aún considerar apropiados los tipos de interés actuales. Al mismo tiempo, la evolución futura de los precios tendrá que ser vigilada muy cuidadosamente, y así será".

El BCE se concentró nuevamente en la lucha contra la inflación la semana pasada después de que los avances de los precios al consumidor en la región de la moneda única franquearon el umbral de estabilidad de los precios del banco por primera vez en más de dos años. Las crecientes divergencias entre las economías de la eurozona y una crisis fiscal que amenaza llegar a la península ibérica dificultan que el BCE establezca una política "igual para todos".

"Alemania se está beneficiando considerablemente de la fuerte recuperación de la economía global, especialmente en los mercados emergentes asiáticos", dijo Weber, y añadió que las exportaciones alemanas a China han aumentado 80% de los niveles anteriores a la crisis. Después de una merma temporaria del ímpetu, "la demanda extranjera está nuevamente proveyendo impulsos más fuertes".

En tanto las exportaciones no crecerán al mismo ritmo del año pasado, la actividad de inversión "aumentará fuertemente" y el consumo privado debe de "subir considerablemente", dijo Weber. El desempleo promediará menos de 7% en 2012, frente a un promedio de 7,7% en 2010.

La economía alemana, la mayor de Europa, se expandió 3,6% el año pasado, lo máximo desde que comenzaron los registros para la Alemania reunificada en 1992, y el Bundesbank pronostica un crecimiento de 2% este año. En contraste, las economías griega, irlandesa y española se contrajeron el año pasado, según los cálculos de la Comisión Europea, y se vaticina que la de Portugal se contraiga este año.