Proponen un modelo mixto de gestión

Controladores militares proponen elevar la plantilla con 400 efectivos

La Sociedad Española de Control de Tránsito Aéreo (Sodecta), que representa a alrededor del 80% de los controladores militares, considera que el Ministerio de Defensa debería incrementar en unos 400 efectivos la plantilla de controladores militares y propugna la creación de un modelo mixto de gestión del control aéreo que permitiría una "solución" más rápida ante un problema como el del pasado 3 de diciembre, cuando la huelga encubierta de controladores en aeropuertos civiles provocó el cierre del espacio aéreo español.

Fuentes de esta asociación han asegurado que Sodecta está de acuerdo con el anuncio de la ministra de Defensa, Carme Chacón, quien el pasado sábado explicó que su Departamento va a "reforzar" la plantilla de controladores del Ejército del Aire y a habilitar a 100 de ellos para operar en centros y torres de control civiles, con el objetivo de que "no vuelva a ocurrir" un hecho "tan grave" como el del pasado diciembre.

Fuentes de la asociación de controladores militares han declarado que llevan meses advirtiendo a Defensa de la necesidad de "reforzar" la plantilla y crear un cuerpo común a los tres ejércitos (Tierra, Aire y Armada) con unos 600 efectivos para dar respuesta a las necesidades operativas "de todas las bases" y poder además operar en centros y torres de control civiles. Además, desde Sodecta se preguntan por qué "sólo" se va a habilitar a 100 controladores militares para aeródromos civiles y "no a todos los que reúnen los requisitos", que la asociación estima en hasta 190 efectivos.

Servicio conjunto bajo una misma responsabilidad

En cualquier caso, la asociación propone que España, como ya hacen otros países europeos, establezca un modelo mixto de gestión de control del tráfico aéreo, de manera que controladores civiles y militares "presten un servicio conjunto en las torres y centros de control", todos "bajo una misma responsabilidad". De esta manera, ante una "contingencia" como la del pasado diciembre, la presencia de controladores militares aseguraría el tránsito aéreo de manera extraordinaria.

Sodecta estima que la presencia de los miembros de las Fuerzas Armadas podría establecerse en "alrededor de un 20%" de los puestos de trabajo. La cuestión de las diferencias en las retribuciones entre ambas categorías no sería "un problema", según este colectivo, ya que si se crea un cuerpo común de controladores militares se podría aumentar la categoría de sus miembros y establecer determinados plus salariales.

Las fuentes consultadas han hecho hincapié además en que con la creación de un cuerpo común en las Fuerzas Armadas se estaría dando entrada a los "compañeros" de la Armada y el Ejército de Tierra, a los que se "deja fuera" de los planes de Defensa de realizar los trámites para que los controladores militares tengan la licencia comunitaria necesaria como paso previo para operar en aeródromos civiles. Por lo que a estos cambios se refiere, Sodecta ha recalcado que, a pesar de que el Ministerio inició el pasado mes de diciembre los trámites para otorgar esta licencia europea a los militares y posteriormente habilitarles para centros y torres de control civiles, por el momento no se sabe "nada" y "no se ha hecho nada".

En relación con el incremento de la plantilla, esta asociación estima que se podría acudir a algunos de los 400 efectivos que tienen la titulación de controlador militar pero no ejercen como tales y están destinados a tareas administrativas. Pero además, si se considera que algunos no cumplen los requisitos para incorporarse a esta plantilla, Sodecta cree que se debería permitir la entrada al cuerpo de "gente muy preparada" de fuera del Ejército.