Los países emergentes, vencedores

La economía mundial crecerá 3,4 % en 2011, según Coface

La empresa de seguro de crédito a la exportación Coface ha calculado que la economía mundial ralentizará su ritmo moderadamente en 2011 hasta crecer un 3,4 %, porcentaje alimentado sobre todo por "los grandes vencedores de la crisis": los países emergentes.

Según el análisis presentado por la firma francesa en su decimoquinta conferencia Riesgo-País, entre las amenazas a tener en cuenta durante este año se encuentran las tensiones del riesgo soberano en la zona euro, y la financiación del crecimiento en los emergentes.

Las razones que ofrecen para que la economía mundial crezca un 3,4 %, frente al 4 % de 2010, son la reducción del endeudamiento del sector privado, la aplicación de políticas restrictivas en Europa, el posible encarecimiento de las materias primas y la ralentización del comercio mundial.

Por categorías de desarrollo, la línea divisoria es cada vez más difusa, y mientras los países emergentes continuarán una sólida trayectoria de crecimiento del 6,2 %, la expansión en los países desarrollados bajará al 1,8 % (en ambos casos 5 décimas menos que en 2010), y al 1,4 % en la eurozona (3 décimas menor).

A juicio de Coface, en los países del euro la burbuja de deuda privada ha degenerado en crisis soberana, mientras que en los emergentes la deuda privada no ha tenido un impacto negativo.

"Tradicionalmente la idea de riesgo-país estaba reservada a economías emergentes con mayores riesgos vinculados a la dependencia de moneda extranjera. Sin embargo la zona euro ha demostrado que es posible vivir una crisis con una alta deuda exterior, aunque en moneda local", explicó el presidente de Coface, Francois David.

El mejor comportamiento de las economías emergentes se observa también en la clasificación crediticia, que en este caso se refiere al riesgo de impago sobre las empresas de cada país, y no al riesgo soberano nacional.

Así, antes de estallar la crisis la peor clasificación en los países emergentes era mayor o igual a A2, y sólo nueve países en vías de desarrollo alcanzaban este nivel.

En 2010, el nivel más bajo en los países avanzados es A4, y 27 naciones emergentes incluyendo China, Brasil, Turquía, India y Polonia tienen calificaciones mejores que Grecia, Irlanda y Portugal.

Para el "boom de inversión" previsto en las economías emergentes en 2011, la aseguradora distingue entre dos modelos: el "polaco-brasileño", con empresas que se financian fuera debido a las reticencias de la banca local y a los altos tipos de interés, y el "chino-vietnamita", en el que las deudas se contraen dentro de las propias fronteras.

Estas bancas locales "a menudo no están en posición de analizar correctamente los riesgos", al tiempo que padecen fuertes endeudamientos y falta de transparencia, según Coface.