Declaraciones de Fernando Teixeira dos Santos

Portugal puede soportar la actual presión sobre su deuda, según el Gobierno

El Ejecutivo luso considera que Portugal es capaz de "soportar" la actual presión de los mercados sobre su deuda soberana, por la que el país paga estos días un interés de en torno al 7%.

Así lo destacó su ministro de Finanzas, Fernando Teixeira dos Santos, en declaraciones a medios lusos, quien explicó que "la tasa media de toda la deuda portuguesa es relativamente baja" todavía y "poco significativa".

En su opinión, es de vital importancia soportar unos intereses tan altos "para dar el tiempo necesario a que Portugal pueda mostrar los resultados -de las medidas de ajuste aprobadas por el Gobierno- no sólo de 2010, sino también de 2011". "Es Europa la que parece que no está haciendo su trabajo para mantener la estabilidad del euro", advirtió el ministro.

Teixeira dos Santos compareció públicamente, poco después, con el primer ministro, José Sócrates, para desmentir que Portugal piense en recurrir a la ayuda externa y frenar así las especulaciones en este sentido.

Sócrates criticó los "rumores" sobre este rescate financiero y destacó que "agravan" la situación del país y sólo sirven para ayudar a los especuladores.

El dirigente socialista insistió en que Portugal conjugó en 2010 crecer económicamente por encima de lo esperado -cerca del 1,4%, el doble de lo previsto- y reducir el déficit en más de dos puntos, para situarlo por debajo del 7,3%, señales positivas sobre el estado de su economía.

Teixeira dos Santos, por su parte, subrayó que la mejoría en el resultado de la ejecución presupuestaria de 2010, anunciada también hoy, "minimiza la necesidad" de recurrir al fondo de pensiones de Portugal Telecom (PT) como medida extraordinaria para obtener ingresos.

Sobre la subasta de deuda pública lusa prevista para mañana, calificada por los analistas como decisiva, el ministro aseguró estar tranquilo y que pese a que las condiciones del mercado se han agravado, la demanda sobre los bonos lusos ha sido "más que suficiente" en las últimas emisiones.

El propio Teixeira dos Santos aseguró en octubre de 2010 que si los intereses sobre la deuda soberana portuguesa se penalizaba por encima del 7%, se dispararía el riesgo de tener que recurrir a la ayuda externa.