Según los analistas del Landesbank BW

ACS planea hacerse con Iberdrola "fileteando" Hochtief

ACS ha diseñado una estrategia para adquirir Iberdrola en la que Hochtief ejerce tan sólo un papel instrumental, ya que el objetivo último de la constructora presidida por Florentino Pérez es hacerse con la eléctrica presidida por Ignacio Sánchez Galán, según el Landesbank Baden-Wuerttemberg.

Para ello, ACS planea "filetear" y vender por partes la constructora alemana en varias operaciones con plusvalías que le permitan hacerse con recursos con los que escalar en el accionariado de la eléctrica, según el analista Alexander Groschke, del Landesbank Baden-Wuerttemberg.

"El objetivo es Iberdrola", afirma Groschke a 'Financial Times Deuitschland' para defender una hipótesis que, según asegura el diario en un artículo de análisis, comparten otros expertos similares. "Para financiar (la compra de Iberdrola), necesita los ingresos obtenidos con la venta de las filiales más rentables de Hochtief", afirma.

Los analistas consultados en Alemania coinciden en que la secuencia en el asalto a Hotchtief incluye la toma de control lo antes posible por parte de ACS de una participación mayoritaria, el "fileteo" de la empresa alemana y su posterior venta en paquetes individuales, más caros en conjunto que la suma del capital de la adquirida.

La propia directiva de la constructora alemana, con el jefe del comité de empresa al frente, Siegfried Müller, también coincide en que el objetivo último de ACS es fortalecerse en el sector de la energía, en el que tiene sentido la presencia de un grupo constructor con aspiraciones a participar en los futuros programas de desarrollo de infraestructuras energéticas y, especialmente, de renovables.

"ACS romperá eventualmente Hochtief para hacer que aflore su valor escondido y lograr acceso a finanzas más fuertes", asegura Groschke, para quien el troceo de la constructora alemana será sencillo, ya que algunas de sus fialiles como Leighton o la división estadounidense Turner operan de forma casi independiente.

El grupo presidido por Florentino Pérez cuenta en la actualidad con una participación del 20,2% en Iberdola y del 30,3% en Hochtief. La integración de ACS e Iberdrola daría origen a un grupo con una capitalización bursátil de 40.000 millones, cerca de los 46.000 millones en los que está valorado E.ON y muy por encima de otro de los grupos energéticos alemanes de referencia, RWE, que vale 26.000 millones.

El diario alemán califica la compra de Iberdrola mediante el control de Hochtief como el "plan maestro" que "flota desde el inicio de la batalla por la adquisición" del grupo alemán. Aun así, reconoce que los directivos de ACS han asegurado en varias ocasiones que "no hay conexión" entre una y otra operación.