Iniciativa europea Ecoeficiencia

¿Cómo abaratar hasta un 20% el recibo de la luz?

Aragón lidera un proyecto europeo con este objetivo.

Un tendido de alta tensión.
Un tendido de alta tensión.

El año se ha estrenado con una subida en el recibo de la luz del 9,8%, una medida que afectará a empresas que tengan contratadas potencias inferiores a 10 kilovatios. Lo que no saben muchas pymes es que pueden conseguir un ahorro potencial de hasta el 20% de la energía que consumen solo con utilizar medidas de coste cero o muy bajo. Así lo asegura la Cámara de Comercio de Zaragoza, que lidera la iniciativa europea Ecoeficiencia, un programa de aprendizaje permanente Leonardo da Vinci, que tiene como socios a empresas e instituciones alemanas, austriacas y eslovacas.

El objetivo de este proyecto es facilitar a las empresas la aplicación de buenas prácticas ambientales y proporcionarles las mejores técnicas disponibles hasta el momento, a través de una metodología desarrollada en Austria y La Rioja. Se trata de identificar los impactos ambientales en las empresas, cuantificarlos y efectuar correctamente los diagnósticos asociados a cada problema. De esta forma, las propias empresas pueden identificar las posibles fuentes de generación de impactos ambientales y aprender a corregirlos.

Manual de buenas prácticas

El resultado práctico ha sido la elaboración de un manual de buenas prácticas energéticas. El primer consejo es mejorar las condiciones contractuales y económicas del suministro en los mercados liberalizados de energía eléctrica y gas natural. A renglón seguido, la empresa debe realizar una gestión contable de los consumos y pagos energéticos de forma agregada y definir indicadores de referencia para un control y seguimiento más rigurosos.

En tercer lugar, se debe llevar a cabo una auditoría sobre los principales bloques de consumo de la actividad, para facilitar la toma de decisiones de inversión orientadas al ahorro y eficiencia de procesos e instalaciones. De forma paralela, es preciso identificar, programar y solicitar aquellas líneas de ayudas públicas en materia de ahorro, eficiencia y energías renovables que mejor se adecuen a las actuaciones e inversiones de la empresa.

Adoptar soluciones tecnológicas avanzadas en materia energética frente al diseño y ejecución de cualquier proyecto de reforma o rehabilitación, parcial o integral, del edificio o nave industrial resulta rentable. También se debe elaborar un plan de formación anual, dirigido a incrementar el conocimiento técnico y de gestión del personal de la empresa en materia de ahorro y eficiencia energética.

Gestión basada en la autogeneración

La introducción de un modelo de gestión empresarial basado en la autogeneración, mediante la incorporación progresiva de fuentes de energía renovables, bajo adecuadas condiciones técnicas y económicas, constituye una de las recomendaciones clave. También resulta muy conveniente impulsar un programa de benchmarking (proceso sistemático y continuo de evaluación) energético entre las empresas y establecimientos similares de la compañía o grupo empresarial, a nivel nacional e internacional.

Junto a ello, debe desarrollarse un plan de comunicación anual dirigido a trabajadores, proveedores y clientes para incrementar la sensibilización energética en el uso y mantenimiento de instalaciones y equipamiento. Y concluir con la implantación y certificación de un sistema de gestión, que garantice una reducción sostenida de los costes energéticos.