Los asiáticos triplican sus tenencias de deuda española

El apoyo de China pone suelo a la caída de la deuda europea

Europa tiene un aliado en los emergentes. La disposición de países como China o Brasil a ayudar a la zona euro mediante la compra de deuda alivia tensiones al poner un suelo a la caída de los bonos. Los inversores asiáticos han pasado de tener 15.000 millones en deuda española a finales de 2008 a 45.600 actualmente, el 9,1% de la deuda total.

El reequilibrio de poderes a nivel mundial como consecuencia de la crisis ha dotado de poder a los emergentes. Estos países, enfilados en la senda del crecimiento económico y con cuentas públicas saneadas, tienen visos de convertirse en los salvadores de última instancia de Europa. Poseen caja para gastar y su disposición a financiar la deuda de países como Portugal, Grecia o España resulta una buena noticia pues ayuda a poner un suelo a la caída de los bonos.

Esta misma semana China ha prometido apoyar la estabilidad financiera de la zona euro si persisten los ataques a los mercados, y ayer mismo los inversores especulaban con la posibilidad de que destine próximamente entre 4.000 y 5.000 millones a la compra de deuda portuguesa. No es la única potencia emergente preparada para sacar la chequera. Hace unos días Brasil también mostró su disposición a adquirir deuda portuguesa para ayudar al país a salir de la crisis.

"Las compras de China son algo esperado. Ya lo viene haciendo desde la primavera cuando estalló la crisis. Es positivo porque viene a confirmar que hay un cierto soporte al mercado. Transmite la imagen de que China no espera que Europa caiga y además ayuda al país a diversificar parte de sus inversiones en euros", explica Alberto Matellán, de Inverseguros.

Los inversores asiáticos han mostrado su músculo y son precisamente los extranjeros que más han aumentado su cartera de deuda española en los últimos años.

Según los datos del Tesoro los extranjeros poseían el 48,09% del total de la deuda del Estado a finales de octubre. De la deuda en manos de no residentes, los asiáticos tenían el 18,75%, lo que les convierte en el segundo grupo en importancia tan solo detrás de Francia, principal tenedor, con el 25,43% de la deuda en manos de extranjeros.

La creciente presencia de los inversores asiáticos en las colocaciones de deuda este año confirma el creciente interés de este grupo. En el año 2000 los asiáticos poseían el 2,48% de la deuda española, unos 2.367 millones de euros, en 2008 la presencia aumentó al 4,5% del total con 14.969 millones, mientras que a finales de octubre de este año han pasado a controlar el 9,1%, alrededor de 45.619 millones de euros, lo que explica que en los últimos años se hayan convertido en el grupo de tenedores que más ha crecido, al tiempo que el resto de la base de inversores se ha mantenido estable (ver cuadro).

"Si encuentras una fuente dispuesta a dar dinero tiene que dar soporte y confianza. China no es parte de la zona euro y hay que ver cuál es su intención final. En principio es una buena noticia porque China tiene riqueza y que no destine las inversiones solo a Estados Unidos es positivo para la estabilidad financiera mundial pero eso no quita que España deba seguir trabajando para recuperar la confianza del mercado", explica Pablo Guijarro, de AFI.

En la sesión de ayer la prima de riesgo de España, el diferencial extra que se exige al Estado para financiarse a 10 años respecto a Alemania, remitió levemente hasta los 251 puntos básicos, un nivel que se aleja del máximo de más de 280 que marcó hace unas semanas. Los expertos, en cualquier caso, no esperan una caída sustancial desde los niveles actuales. De hecho, no descartan que vuelva a repuntar para luego caer algo en 2011 a medida que se vaya confirmando la consolidación presupuestaria.

Los diferenciales de Irlanda y Portugal, por otra parte, aumentaron ayer a 601 y 358 puntos básicos.

Los extranjeros tienen un 60% más de deuda que en 2008

Los inversores extranjeros controlan el 48% de la deuda del Estado a vencimiento y son también el grupo que más ha aumentado las compras en los últimos años. Desde finales de 2008 han aumentado su cartera un 60% y ya controlan 240.648 millones de euros, según datos del Tesoro a finales de octubre.

Los inversores no residentes ha comprado 90.955 millones en los dos últimos años, una cifra muy superior a las adquisiciones realizadas por las entidades de crédito, el segundo gran tenedor de la deuda española. Este grupo controla el 26,35% del total. En concreto poseen 131.686 millones de euros tras adquirir desde finales de 2008 unos 31.625 millones de euros en deuda.

La cifra

45.619 millones de euros es la cantidad de deuda española en manos de inversores asiáticos, lo que supone el 9,1% del total, según el Tesoro.